Reportaje:EL MISTERIOSO CENTENARIO DEL AUTOR DE 'EL BOSQUE ANIMADO'

La Coruña conmemora hoy la fecha natal de Wenceslao Fernández Flórez, que el escritor mantuvo secreta

Periodistas, humoristas y críticos analizaran la obra del autor gallego

El Ayuntamiento de La Coruña ha decidido conmemorar hoy el centenario del nacimiento en esa ciudad del escritor y periodista Wenceslao Fernández Flórez. Para fijar esta fecha, el municipio coruñés se ha basado en una partida de nacimiento aparecida en sus archivos. El autor, sin embargo, mantuvo en vida cierta indeterminación en torno al día en que nació, lo que ha originado diversas hipótesis no sólo sobre el día, sino sobre el año. Durante un mes se expondrán manuscritos y recuerdos del autor y se ha convocado una serie de actos para reconsiderar su labor como escritor, olvidada en los últimos años.

Más información

Los actos comienzan hoy con la colocación de una placa conmemorativa en la casa de la calle Torreiro donde nació Fernández Flórez, una ofrenda de flores en el panteón donde reposan sus restos mortales, en La Coruña, y una tertulia literaria en torno a su obra, en la que participan, entre otros, Gonzalo Torrente Ballester y Domingo García Sabell.La segunda fase de la conmemoración tendrá lugar también en La Coruña, a partir del 13 de abril y durante un mes. Consistirá en una exposición de los libros y objetos personales de Fernández Flórez. Manuscritos inéditos, primeras ediciones, muestra pictórica de sus retratos y documentos personales, reconstrucción de su escritorio, proyección de películas basadas en sus obras, vídeos y una recreación fotográfica de su vida, entre otros recuerdos. Está previsto trasladar posteriormente la muestra, que ha sido coordinada por César Antonio Molina, a Madrid. Paralelamente se desarrollarán una serie de mesas redondas en torno a las tres facetas fundamentales de Fernández Flórez: novelista, periodista y humorista.

Coetáneo de Ramón Pérez de Ayala, Gabriel Miró, Juan Ramón Jiménez, José Ortega y Gasset y César González Ruano, Fernández Flórez pertenecía a la pequeña burguesía coruñesa, de la que nunca se alejó, aunque renegara de ella. Por ello, como afirma César Antonio Molina, .era un ser insatisfecho, inconformista, inacapaz de romper con sus tradiciones, y por eso las transgrede en sus novelas, algunas de las cuales tienen un elemento mágico y simbólico importante". Tras sus inicios en la Prensa local, se trasladó en 1905 a Madrid, donde su nombre empieza a sonar en los ambientes periodísticos, al tiempo que se popularizan sus relatos breves en diversas colecciones de novela corta semanal, muy en boga en la época.

48 años en 'Abc'

Fernández Flórez comienza entonces su estrecha colaboración con Abc, que dura 48 años y que le consagra definitivamente como periodista, en especial por sus crónicas parlamentarias luego reunidas en su obra Acotaciones de un oyente (1916-1918). Sin embargo, el propio Fernández Flórez reconoce en su antología Mis mejores páginas: "Yo aparecí por las redacciones tan a la fuerza como un confitero desempleado puede aceptar trabajar en un horno de pan".Su labor periodística va a ser analizada en una serie de debates en los que participan los directores o jefes del suplemento cultural de los diarios gallegos, así como otros profesionales de toda España, Martín Ferrán, Fernando Onega, Ramón Luis Acuña, Alberto Míguez, Víctor Márquez Reviriego, Luis Carrandell, Pedro Altares, Jaime Campmany, Manuel Vicent, Alfredo Conde, Carlos Casares y Manuel Vázquez Montalbán, entre otros.

En su producción novelística puede seguirse una evolución del realismo a la crítica social y política, y, a veces, un asomo de lirisrno, como en sus primeras novelas; este matiz renace en una de las últimas: El bosque animado. A la tendencia realista pertenecen novelas como La procesión de los días, Volvoreta y Ha entrado un ladrón. La región y el ambiente gallegos encuentran su marco en La casa de la lluvia y El bosque animado.

En esta úlima obra ha cuidado con sus mejores recursos el estilo literario, imprimiendo al relato un melancólico y escéptico humor, típico en sus libros. A la tendencia que señala un desdén y una insatisfacción por formas caducas de vida, corresponden El secreto de Barba Azul, Relato inmoral, Las siete columnas, El malvado Carabel y Las aventuras del caballero Rogelio de Amaral.

Sobre su tarea novelística, el autor recrea en su antología, con el estilo mordaz que le es habitual, su visita a la imprenta con las pruebas de su novela Volvoreta en la mano. "Yo creía haber escrito una buena novela", dijo a los sorprendidos empleados, "pero ahora acabo de examinarla con atención y no me gusta". Como el libro ya estaba impreso, aunque aún no había salido a la calle, declaró que renunciaba a los derechos de autor. "Pronunciaron todos ellos palabaras amables. Recuerdo las de Pedro Pueyo. 'No se preocupe, me dijo. 'Todo se vende"'.

Fernández Flórez novelista será tratado, entre otros críticos, por Juan Carlos Mainer, Pilar Palomo, Santos Sanz Villanueva, Darío Villanueva, Abelardo Linares, Rafael Conte y Dámaso Santos.

Matizaciones al humorismo

Pero Fernández Flórez ha quedado en la historia literaria, sobre todo, como humorista: algunas obras grandes -El toro, el torero y el gato, Relato inmoral, Los mosqueteros, Por qué le engaña su marido...- junto a otras narraciones cortas y artículos. Sobre su humorimo, Gonzalo Torrente Ballester ha escrito: "Es indudable su ironía amarga, que socialmente puede proceder de su galleguidad, donde la ironía y la amargura obedecen a causas históricas, sociales y no étnicas; y también de su impersonal e intransferible biograria".El. propio autor se defendió a menudo contra el afán de los críticos de ver sólo este aspecto de su obra: "En varias ocasiones he protestado contra los que me reducen a una labor de humorista y humorismo consiste en hacer reír y que mi ideal literario es el producir la hilaridad de los lectores, cuando en verdad es lo que menos me interesa, si es que puede interesarme algo". José Luis Coll, Forges, Mingote, José Esteban, Máximo, Mariarío Tudela y Abelenda son algunos de los, humoristas que tratarán en La Coruña esta faceta de Fernández Flórez.

Todos los debates programados se celebrarán en el Palacio Municipal de Exposiciones Kiosko Alfonso de la capital coruñesa, y serán recogidos posteriormente en un catálogo junto a lo más destacado de ¡aexposición. Especíalistas de varias disciplinas van a intentar establecer durante un mes si la figura y la obra de Fernández Flórez ha sido correctamente tratada por el paso del tiempo o si, por el contrario, merece rectificarse en algún sentido en este supuesto primer centenario de su nacimiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 10 de febrero de 1985.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50