Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA RIOJA

Un estudio técnico revela anomalías sanitarias en la leche que se vende a granel

Unos cuatro millones de litros de leche a granel se consumen anualmente en Logroño. Este tipo de leche la suministran vendedores ambulantes, en muchos casos los propios ganaderos que reparten directamente el producto sin ningún control sanitario. Según un reciente estudio realizado por un equipo de diplomados en Sanidad, la mayoría de las muestras de este tipo de leche analizadas han dado un resultado positivo a la brucelosis y en más de la mitad de los casos se han encontrado también restos de antibióticos. ,

A pesar de la normativa vigente, que prohíbe la venta de le che ambulante en las ciudades de hecho hay una completa tolerancia por parte del Ayuntamiento de Logroño para los más de 600 dueños de pequeñas explotaciones que venden la leche a clientes fijos de portal en portal, habiendo sustituido el antiguo carro por la furgoneta.Con un puchero, como cualquier ama de casa, una de las integrantes de este equipo, formado por farmacéuticos y veterinarios, ha ido recogiendo 50 muestras de este tipo de leche A una distancia prudencial le seguía un coche camuflado de la Policía Municipal en el que se trasladaban de forma inmediata las muestras de leche al laboratorio.

Los resultados de los análisis indican que el 60% de las muestras dan una reacción claramente positiva a la prueba de la brucelosis (ring-test), apareciendo sólo un 2% de casos dudosos. El informe considera este hecho como alarmante por los graves riesgos que encierra para la salud.

Según un estudio elaborado por la Consejería de Sanidad de La Rioja, desde 1971 a 1980 se han producido en La Rioja un total de 753 casos de brucelosis o fiebres de malta, una enfermedad prácticamente desaparecida en las sociedades desarrolladas. A este número, añade el estudio, se podrían sumar los casos que por una razón u otra no llegan a formar parte de las estadísticas oficiales.

En este mismo estudio se indica que la tuberculosis humana no está ni mucho menos vencida en La Rioja y que incluso tiene cada día más importancia, siendo un peligro constante por el consumo de leche y de sus derivados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de julio de 1984