Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EL Pacto de Varsovia estudia la instalación de nuevos misiles tácticos en Europa oriental

Ayer comenzó en Sofía una reunión de los ministros de Asuntos Exteriores de los países miembros del Pacto de Varsovia, que estudian, durante dos días, una respuesta común al previsto despliegue de misiles norteamericanos en Europa occidental. Esta respuesta será, según han dejado entrever en las últimas semanas altos dirigentes políticos del bloque del Este, la instalación de nuevos misiles tácticos soviéticos en los países de Europa oriental.

Según una comunicación oficial difundida por la agencia búlgara BTA, los ministros de Asuntos Exteriores de la URSS (Andrei Gromiko), Checoslovaquia (Bohuslav Chnoupek), Bulgaria (Petar Mladenov), Hungría (Peter Varkonyi), Polonia (Stefan Olszowski), Rumania (Stefan Andre) y el viceministro germanooriental, Herber Krolikowki, tratan sobre "el desarrollo de la situación europea en el contexto de la evolución política internacional". En círculos diplomáticos de la capital búlgara se ha señalado que, si bien estas reuniones suelen tener lugar cada semestre, a la actual se le otorga un carácter extraordinario.La impresión generalizada de que de la reunión de Sofia saldrá un plan de rearme del bloque oriental, una vez convencidos los dirigentes del mismo de que el despliegue de misiles norteamericanos es inevitable, se ve reforzada por la reciente gira del comandante en jefe de las Fuerzas Armadas del Pacto de Varsovia, mariscal Viktor Kulikov, por todas las cap¡ tales de los aliados de la URSS en Europa oriental. Según observadores, la gira de Kulikov tuvo como objetivo la coordinación de medidas entre los ministerios de Defensa de estos países para una próxima instalación de nuevos misíles soviéticos en su territorio.

A dos meses de la fecha prevista para el comienzo del despliegue de los misiles norteamericanos -y cuando altos mandatarios de los países del Este han dejado claro que no creen en la voluntad negociadora de EE UU ni, por lo tanto, en la posibilidad de un acuerdo en Ginebra, se espera que la actitud de los reunidos en Sofía sea muy diferente a la adoptada por los jefes de Estado y de partido del Pacto de Varsovia a principios de enexo en Praga, cuando todavía se creía posible un acuerdo. En aquella reunión en la capital checoslovaca se elaboró la declaración de Praga, en la que el Pacto de Varsovia proponía a la OTAN la firma de un acuerdo de no agresión y diversas medidas para reducir la agresión, como la creación de zonas desnuclearizadas en los Balcanes, Mediterráneo y Báltico y la prohibición de armas químicas bacteriológicas y de neutrones.

Se da por seguro que el nuevo despliegue de misiles soviéticos afectará principalmente a los dos países socialistas fronterizos con la RFA, que son Checoslovaquia y la República Democrática Alemana, pero también es previsible que se instalen nuevas armas nucleares tácticas en Hungría, BUgaria e incluso Polonia. Andrei Grorniko se entrevistará este fin de semana en Viena con el ministro de Asun tos Exteriores de Alemania Occidental, Hans Dietrich, Genscher, a quien podría presentar ya un plan concretó de rearme del Pacto de Varsovia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de octubre de 1983

Más información

  • Reunidos en Sofía los ministros de Asuntos Exteriores del Este