Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El antropólogo obtiene el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales

Caro Baroja, distinguido por su constante investigación sobre los pueblos de España

El antropólogo Julio Caro Baroja ha obtenido el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales de 1983, dotado con dos millones de pesetas. El galardón ha sido concedido por decisión unánime del jurado reunido en Oviedo, que ha destacado "su constante y rigurosa labor investigadora consagrada a la antropología social y cultural de los pueblos de España y determinados grupos sociales". El jurado "ha ponderado nombres de señalado relieve en las distintas esferas del conocimiento"

MÁS INFORMACIÓN

El jurado que concedió este galardón estuvo formado por el ex presidente, de la Generalitat de Cataluña, Josep Tarradellas (que actuó de presidente); el presidente del Tribunal Constitucional, Manuel García Pelayo; el presidente del Consejo de Estado, Antonio Hernández Gil; el economista Enrique Fuentes Quintana, los historiadores Manuel Tuñon de Lara y Antonio Rodríguez Ortiz (premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales el pasado año), el sociólogo Juan José Linz, el vicepresidente del Banco Exterior, José Ignacio García Lomas y el consejero delegado de EL PAIS, Jesús de Polanco.Según el acta leída por Josep Tarradellas, "el jurado en su detenida deliberación, ha ponderado nombres de señalado relieve en las distintas esferas del conocimiento que Comprenden las disciplinas sociales y, teniendo en cuenta las dificultades que presentan por su vasto campo, en muchos aspectos heterogéneo que es preciso tomar en consideración, asÍ como por los merecimientos de los posibles candidatos".

Entre las razones argumentadas por los miembros de este jurado para conceder el premio a Julio Caro Baroja, y que se recogen en el acta final, figura "el reconocimiento de una constante y rigurosa labor investigadora consagrada a la antropología social y cultural de los pueblos de España y de determinados grupos sociales, con especial preocupación por la historia, la cultura, y la sociedad vascas, en razón de todo lo cual ha incorporado estudios de excepcional valor a la comunidad científica internacional".

Decisión unánime

La candidatura de Julio Caro Baroja fue presentada en el momento de las deliberaciones por el sociólogo español, actualmente catedrático de la universidad de Yale (Estados Unidos), Juan José Linz, y según supo este periódico, fue asumida de forma positiva por el resto de los miembros del jurado, que no tropezó con grandes dificultades a la hora de decidir. De esta forma se descartaron las candidaturas presentadas en el plazo reglamentario de los historiadores Miguel Artola y Diego Angulo, así como las del jurista Eduardo García de Enterría, el uruguayo Mateo Magariños, el argentino Aldo Armando Cocca y las fundaciones Instituto de Ciencias del Hombre y FOESA.Juan José Linz señaló a este periódico que Julio Caro Baroja es uno de los antropólogos sociales más conocidos en el mundo, "un intelectual completo, de enorme cultura y que goza de gran influencia en torno al entendimiento de la sociedad española". Dijo, además, que el premiado es uno de los que más ha contribuido al conocimiento pleno del País Vasco.

El presidente del Tribunal Constitucional, Manuel García Pelayo, aseguró que Caro Baroja ha creado en España una ciencia que no existía con anterioridad: La antropología social. "Con ello ha hecho que nuestro país se incorpore al desarrollo universal de los estudios antropológicos". Señaló, también, que el galardonado ha desvelado con sus estudios zonas de la historia española que hasta ahora eran desconocidas.

El propio Caro Baroja opina que "no se puede pensar hoy día en hacer una antropología localista, desvinculada de los principios generales de los pueblos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de junio de 1983