Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sábato califica la literatura en castellano como la más importante en estos momentos

El autor asiste en Madrid a un ciclo sobre él

El escritor argentino Ernesto Sábato dijo ayer en el aeropuerto de Barajas que los hispanohablantes podemos aspirar honrosamente a un puesto importante en el mundo "porque tal vez la más grande literatura de ficción de esta época es la literatura de lengua castellana". Sábato , que llegó ayer a Madrid tras haber permanecido algunos días en París y en Barcelona, será el protagonista de la semana de encuentro con el autor que organiza en Instituto de Cooperación Iberoamericana desde mañana hasta el día 9.

MÁS INFORMACIÓN

Sábato, que no pudo participar en el pasado Encuentro en la democracia por motivos de salud, dice que el homenaje que comienza mañana le colma de alegría "por celebrarse precisamente en la cuna de nuestra lengua común y en un país que ha experimentado un cambio ejemplar hacia la dernocracia".El escritor argentino une los cambios experimentados en España con la proyección que tiene actualmente en Latinoamérica. "En estos momentos España favorece algo ansiado: el objetivo de una mancomunidad que no debería limitarse a la faz lírica o retórica, sino que debe comenzar por el hecho capital que es la lengua común y llegar a una mancomunidad económica y política que pueda darnos fuerza en un mundo limitado por las superpotencias. La idea de construir una mancomunidad o confederación latinoamericana, de la que también forme parte la Península Ibérica, no sólo es esperable sino que se ha convertido en una exigencia de vida o de muerte para sobrevivir a la presión de estas superpotencias".

En clave de rigor, que sabe combinar con el humor, Sábato habla sobre su obra, sobre la presión del ambiente que vive el escritor en Argentina, incluso sobre el sentido de las autonomías en España. "No teman, que no voy a cansarles con más libros. A mí, que soy remiso para publicar, los médicos me han ayudado en este trabajo porque me han prohibido leer y escribir por problemas de la vista y de los nervios. Algunos dirán que llevo el mismo camino que otro escritor argentino que se quedó ciego hace algún tiempo. Pero no, no me comparen, porque la literatura es un bien cualitativo más que cuantitativo".

Se confiesa "muy autodestructivo" en la narrativa. Sólo me resolví a publicar tres novelas. Dos de ellas, Héroes y tumbas y Abaddón el exterminador, estuvieron a punto de ser destruídas. Ahora tengo otra actividad macroscópica: la pintura, pasión de mi adolescencia con la que me he reconciliado. Tengo suerte, porque al menos mis amigos han aprobado los resultados de esta segunda dedicación".

Sobre la situación del escritor en Argentina dice que "felizmente vivimos ahora el fin de la pesadilla más tenebrosa que ha sufrido mi país. En octubre tenemos elecciones en las que se va a comprobar la aplastante voluntad del pueblo argentino contra esta dictadura y sus abominables crímenes. Creo que la cultura ha sufrido por obra de la censura, la represión y hasta de la muerte. Pero rechazo la idea, enunciada alguna vez en Europa, de un genocidio cultural. En medio de las tinieblas las fuerzas espirituales y, por lo tanto, culturales, que son imbatibles por la fuerza física, mantuvieron las grandes reservas literarias, científicas y filosóficas que fuieron siempre patrimonio de la Argentina".

Recientemente Ernesto Sábalo ha recibido eri París de manos del ministro francés de Cultura, Jack Lang, la condecoración a las letras y a las artes en grado de comendador fundada por el escritor André Maliraux. Posteriormente se trasladó a Barcelona, donde ha mantenido en los dos últimos días conversaciones con la editorial Seix Barral en torno a algunas reediciones de sus libros. El próximo día 9, al final de la semana de homenaje a su persona, Sábato será recibido por el presidente del Gobierno, Felipe González, a quien el escritor argentino admira mucho "porque está cumpliendo con el americanismo y la idea de la mancomunidad -y en esta línea coincide con la del Rey de España- una labor histórica".

El escritor ha terminado el prólogo de un libro sobre Euskadi que le encargó el Gobierno Vasco. "He escrito este prólogo con mucho afecto porque creo que España tiene que ser algún día una confederación de naciones puesto que no hay que confundir estado con nación. Un estado donde estén integradas todas las naciones. Sólo así España alcanzará la paz y la grandeza que merece".

Sábato ha sido elegido para abrir en el ICI esta serie de homenajes a grandes escritores "por ser una de las voces más importantes de la literatura latinoamericana, por sus valores literarios y también por su calidad moral".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de junio de 1983