Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enmiendas socialistas a los Presupuestos Generales del Estado

El Grupo Parlamentario Socialista presentó ayer en una conferencia de Prensa las enmiendas al proyecto de ley de Presupuestos Generales para el año 1982 en materia de sanidad, seguridad social y defensa de los consumidores.En primer lugar, el Grupo Parlamentario Socialista presenta una enmienda a la totalidad al Presupuesto-resumen de la Seguridad Social basada en varios puntos, como son: la falta de transparencia informativa del Presupuesto -que según Ciriaco de Vicente, portavoz del grupo, sufre una infravaloración de 50.000 millones de pesetas-, el error sistemático en el cálculo de la recaudación de 1982, la falta de fiabilidad técnica del Presupuesto, en la ineficacia recaudatoria para dicho año, los errores sistemáticos en la estimación de los gastos para 1982, la pretensión de privatizar la Seguridad Social, la falta de criterios para lograr la eficacia del gasto sanitario y la falta de criterios de mejora de la gestióneconómica del Presupuesto.

Aparte de esta enmienda a la totalidad se propone también la devolución al Gobierno del presupuesto del Instituto Nacional de la Salud, y se pide el aumento de las dotaciones de este organismo y del Instituto Nacional de la Seguridad Social, así como del Instituto Nacional de Servicios Sociales, y pide que se amplíen los centros de medicina preventiva, mientras que por otro lado se recortan las subvenciones a las instituciones cerradas.

Por otro lado, el PSOE presenta una enmienda con el fin de que los productos farmacéuticos no se cobren a los asegurados en paro, así como a los pensionistas, mientras que pide la reducción del 25% de los medicamentos que existen en este momento en el mercado y la revisión de sus precios. Este apartado iría dentro de un plan de reestructuración en el sector de la industria farmacéutica en nuestro país.

Otra parte importante de las enmiendas van encaminadas a la formacíón de gerentes, administradores y residentes de hospitales y a la potenciación de los médicos de familia.

Ocho millones para control de alimentos

En cuanto al Ministerio de Sanidad, el Grupo Parlamentario Socialista presenta una enmienda a la totalidad al presupuesto de la Secretaría de Estado para la Sanidad, y seis en miendas más en las que propone aumentar la dotación para contratar asistentes sociales y encargados de centros de planificación familiar, así como la creación de una partida presupuestaria de ocho millones de pesetas para acciones de control de los alimentos, y otra para hacer frente a la financiación de la Seguridad Social de los minusválidos:Otras enmiendas del PSOE van encaminadas a la integración de dos organismos autónomos, la Administración Institucional de la Sanidad Nacional (Aisna) y el Instituto Nacional de Asistencia Social (INAS) en el Insalud y en el Instituto Nacional de Servicios Sociales, respectivamente. Esta integración, que está presente en el anteproyecto del Gobierno, es aceptada por el PSOE, sólo que con algunas condiciones, tales como que se abonen las deudas que tienen estos organismos autónomos antes de su integración a la Seguridad Social, mientras que su patrimonio pasaría al Estado.

Quedan excluidos de la integración, según la enmienda del PSOE, el Centro Nacional de Microbiología, Virología e Inmunología Sanitarias y el Centro Nacional de Alimentación y Nutrición de Majadahonda, que quedarían establecidos como organismos autónomos bajo, la presidencia desendos directores generales.

Finalmente, el PSOE presenta tres enmiendas de adición, en las que fija cuáles deben ser los criterios operativos de la política sanitaria y de gestión del Insalud para 1982, así como las medidas de ordenación del gasto farmacéutico de la Seguridad Social durante este mismo a5o. En cuanto al tema de la defensa de los consumidores, que EL PAIS adelantó en su edición del domingo 1 de noviembre, destaca la enmienda a la totalidad al presupuesto de la Comisaría de Abastecimientos y Transportes (CAT) y las enmiendas de supresión, adición y sustitución dirigidas a la protección de los afectados por el síndrome tóxico. El PSOE presentó en la misma conferencia de Prensa una declaración sobre el síndrome tóxico al cumplirse los seis meses del envenenamiento, y en la que denuncian que el Gobierno está incumpliendo sistemáticamente muchas de las veintiséis medidas aprobadas en el Congreso de los Diputados en el llamado debate de la colza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de noviembre de 1981

Más información

  • En materias de Sanidad, Seguridad Social y Consumidores