Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

No se han producido nuevas muertes a causa de la neumonía atípica, según el Ministerio de Sanidad

El Ministerio de Sanidad desmintió anoche que se hubieran producido ayer tres nuevas muertes a causa de la neumonía atípica, tal como aseguraban fuentes oficiosas. Estas muertes se habrían producido dos en Segovia y una en Pamplona. Las mismas fuentes oficiales añadieron que en el día de ayer se produjeron 110 nuevos ingresos y 46 altas. El anuncio de que en la mañana de hoy el ministro de Trabajo, Sanidad y Seguridad Social, Jesús Sancho Rof, ofrecerá una conferencia de Prensa, en la que es de esperar que sean dados a conocer resultados concretos de los estudios de laboratorio que se efectúan en el Centro de Virología de Majadahonda, ha añadido un dato de esperanza a la inquietud por la que atraviesa la población de las provincias afectadas después de distintas declaraciones contradictorias sobre el origen de la enfermedad.

Por otra parte, los rumores sobre posibles nuevos casos parecen multiplicarse. Tal ocurría ayer en Zaragoza, donde, según informa Rosa María Artal, se afirmaba que un joven norteamericano de veintiún años de edad, que vive normalmente en la base aérea de la capital aragonesa, había sido ingresado en el Hospital Provincial aquejado de neumonía atípica. El rumor insistía en el hecho de que el joven en cuestión había pasado el fin de semana con unos familiares que viven en el pueblo madrileño de Torrejón de Ardoz, donde fueron localizados a principios de mes los primeros casos.Otro tanto ocurría en Bilbao. Javier Angulo informaba ayer tarde del rumor que había corrido por la capital vasca en el sentido de que en el Hospital de Cruces, en Baracaldo, permanecían ingresadas diez personas adultas y una niña, aquejadas todas ellas de neumonía atípica. Mientras fuentes oficiales de la Consejería de Sanidad del Gobierno vasco desmentían los rumores, informaciones oficiosas procedentes del mismo centro sanitarlo aseguraban que tales casos eran totalmente ciertos.

Incluso el caso mortal del que se informaba en Valladolid, según datos de nuestro corresponsal Luis Miguel de Dios, estaba a últimas horas de la tarde de ayer sin confirmar. Se trataría del fallecimiento de Benita Espinel, de 67 años de edad, natural de la población de Monasterio de Vega, y que había ingresado en la residencia de la Seguridad Social de la capital vallisoletana muy poco tiempo antes de morir. Fuentes sanitarias aseguraban a última hora de la tarde de ayer que hasta que no haya sido efectuada la autopsia del cadáver de Benita Espinel no será posible determinar con toda exactitud si su fallecimiento ha sido debido a la neumonía atípica o no.

Aparte del fallecimiento del que se Informaba ayer, otros 66 enfernios permanecían ayer hospitalizados en Valladolid, en tanto que una niña de cuatro años era dada de alta.

Nuevo fallecimiento en Segovia

En Segovia, informa Pedro Vicente, se produjo el segundo de los fallecimientos que fueron dados a conocer ayer. Se trata de una mujer de 34 años, Victoria Peláez García, que murió en la residencia de la Seguridad Social. Se da la circunstancia de que Victoria Peláez había sido ingresada días atrás en el mismo centro hospitalario pero fue devuelta a su domicilio después de que los médicos que la atendían estimaran que los síntornas que presentaba no se correspondían con los de la neumonía atipica. Sin embargo, hubo de ser hospitalizada de nuevo ante un súbito agravamiento en su estado v falleció en las veinticuatro horas siguientes a su ingreso.

Aparte de ese fallecimiento. en la provincia de Segovia permanecen internados en centros hospitalarlos otros seis enfermos afectados de neumonía.

A las siete de la tarde del pasado martes fallecía en el Hospital Provincial de Navarra, en Pamplona, una anciana de 81 años de edad que presentaba, al parecer, síntomas de neumonía. Sin embargo, en este caso, como en otros, no es seguro que este fallecimiento sea debido a esta enfermedad y bien pudiera tratarse de un falso rumor. El caso permanece ahora en manos de las autoridades sanitarias de la provincia, que habrán de ser las que determinen, tras los datos que les faciliten los análisis que se realicen en Madrid, si en realidad la muerte de la anciana ha sido debida a la epidemia actual o no.

Sin embargo, fuentes consultadas por nuestro corresponsal Fermín Goñi aseguraban que el fallecimiento de la anciana había sido simplemente el punto final de un proceso de leucemia.

En la provincia de León, oficialmente, fueron detectados a lo largo del día quince casos, con lo que el número total de afectados se elevaría ya a 82. Sin embargo, según informa nuestro corresponsal Antonio Núñez, informaciones radiofónicas llegaban a asegurar que en toda la provincia habían sido detectados ya un centenar de casos.

Por otra parte, la Dirección General de la Salud ha prohibido, según informaciones procedentes de la capital del antiguo reino de León, que las autoridades sanitarias locales den cualquier tipo de información que no sea el número de altas y bajas que, como consecuencia de la epidemia, se puedan registrar en los hospitales. Esta prohibición afecta también a los médicos de la Seguridad Social y a las delegaciones ministeriales.

Según pudo saber EL PAIS de fuentes solventes, la orden de restringir la información vendría dada por las discrepancias surgidas entre la Dirección General y la Delegación Territorial de Sanidad, en torno al posible origen de la enfermedad.

Con todo, en León ha aparecido una auténtica psicosis de persecución de aves enfermas, ya que versiones dadas por distintas personalidades sanitarias de la provincia atribuían a los pájaros afectados por ornitosis la capacidad de transmitir al hombre la neumonía atípica. Incluso la Junta Provincial de Protección Civil organizó una caza indiscriminada de aves en toda la provincia, al objeto de erradicar el posible origen de la enfermedad, a pesar de no disponer todavía de elementos de juicio que pudieran hacer pensar seriamente en tal posibilidad, aunque con ello se pudiera romper totalmente el equilibrio ecológico de la zona.

La situación de la neumonía en la provincia de León se completa con la aparición de trece nuevos casos y el flete de autobuses en algunas localidades, como Sahagún de Campos, al objeto de trasladar a la capital a los presuntos afectados por la enfermedad, así como la orden de localización de un vendedor de pollos, dada en base a un rumor que aseguraba que el tal vendedor llevaba unas aves supuestamente afectadas de ornitosis.

José Aguilar informaba desde Sevilla que en las últimas horas se había registrado en la capital andaluza un fuerte incremento en el número de afectados, ya que, a primera hora de la tarde, eran 31 los casos controlados. Los enfermos proceden de Sevilla capital y de varias localidades de la provincia. Todos ellos, según fuentes oficiales, son casos aislados y no se han presentado contagio familiar.

Por último, unas declaraciones efectuadas ayer a la agencia Efe por el jefe local de Sanidad de Torrejón, primera localidad en la que aparecieron casos de neumonía, indicaban que las hortalizas de tallo verde y las fresas procedentes del Tajo, Tajuña y Henares serían las causantes directas de la epidemia. Sin embargo, una nota de la propia jefatura local de Sanidad puntualizaba las anteriores declaraciones y aseguraba que el hecho de que muchos huertos sean regados con aguas residuales no quiere decir que los frutos de los mismos hayan de estar afectados, por la enfermedad, si bien no dejaba de recomendar que con las hortalizas sean tomadas todo tipo de precauciones sanitarias de higiene.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de mayo de 1981

Más información

  • Fuentes oficiosas informaban de tres muertos en Segovia, Pamplona y Valladolid