Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nicaragua conmemora hoy el primer aniversario de la revolución sandinista

Nicaragua conmemora hoy el primer aniversario del triunfo de la revolución sandinista, que derrocó, mediante un alzamiento armado popular, el régimen de Anastasio Somoza. Centenares de invitados extranjeros, entre ellos que se encuentran los jefes de Estado y primeros ministros de varios países del Caribe, asistirán hoy, en Managua, a los actos conmemorativos y los desfiles del Ejército sandinista y las milicias.

MÁS INFORMACIÓN

La presencia de Fidel Castro en estos actos parece considerada como normal por la mayoría de los nicaragüenses. Su visita era esperada. «Está en su casa», comentan con despecho aquellos que observan con inquietud la evolución del país desde hace un año. Ven en esta visita la mejor prueba de sus peores temores.Para los revolucionarios, la llegada del «gran hermano» resulta algo más que normal: es legítima, ya sea por los viejos lazos de varios años o en nombre de la ayuda cubana a la revolución sandinista. Moisés Hassan, miembro de la Junta nicaragüense, se refirió durante tina conferencia de prensa el pasado jueves a que Cuba es, desde hace tiempo, el país que en mayor medida lia ayudado a Nicaragua «en proporción a sus riquezas».

La Junta de Gobierno, conforme a su política abierta, decidió invitar a Jimmy Carter, presidente norteamericano; a José López Portillo, de México, y a los presidentes demócratacristianos de Venezuela y Costa Rica, así como a los dirigentes progresistas y revolucionarios que se cuentan entre sus am,lgos. Sólo los primeros han rechazado la invitación.

En efecto, además de Fidel Castro, Yasir Arafat, Michael Manley, primer ministro de Jamaica; Bishop, jefe del Gobierno de Granada, y Price, primer ministro de Belice, participarán en las ceremonias del 19 de julio.

La presencia del líder palestino Yasir Arafat se explica, sin duda, por el hecho de que los sandinistas combatieron antaño al lado de los palestinos. Los otros jefes de Estado o de Gobierno figuran entre los más progresistas del área, pero sus posiciones políticas son muy distintas. Los nicaragüenses, de hecho, podrán saludar a los representantes de casi todas las concepciones del socialismo. Junto a los presidentes antes citados vendrán a sentarse los ex presidentes de Venezuela y Costa Rica Carlos Andrés Pérez y José Figueres, así como los representantes de la Internacional Socialista, el español Felipe González y el dominicano Pena Gómez. Claude Cheysson representará a la Comunidad Económica Europea, y por los Estados Unidos la representación correrá a cargo de su embajador ante la ONU, Donald McHenry.

Algunos observadores destacaron, respecto a la visita de Fidel Castro al Chile de la Unidad Popular, a finales de 1971, que aquel viaje creó dificultades al Gobierno de Salvador Allende. Algunos comentaristas ven ahora en esta visita de Fidel Castro un error político susceptible de producir consecuencias nefastas para la revolución sandinista, sobre todo con relación a Estados Unidos y a otros países del continente. Es demasiado pronto para hacer afirmaciones tajantes, pero esta visita adquiere toda su dimensión cuando se la contempla a la luz de las graves tensiones que sufre América Central.

La jornada de hoy estará remarcada por un desfile militar del que los oficiales sandinistas se complacen en decir que será «impresionante y sorprendente para una revolución que triunfó hace apenas doce meses». Se trata explícitamente de una advertencia a la asonada, mientras la situación en El Salvador se deteriora tanto como para justificar a corto plazo una intervención extranjera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de julio de 1980

Más información

  • Fidel Castro, entre los invitados más destacados