Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando de los Ríos, un socialista al servicio de la cultura

Se celebra el centenario de su nacimiento

El Grupo parlamentario Socialista acaba de rendir, en la sede del Congreso de los Diputados, un homenaje a Fernando de los Ríos, profesor universitario, ministro de la Segunda República y destacado socialista, al conmemorarse el primer centenario de su nacimiento. Este acto ha venido a sumarse a otros muchos que desde finales de 1979 (Fernando de los Ríos nació el 8 de diciembre de 1879) se están celebrando en memoria de «una de las mentes más preclaras de la cultura socialista de este país», como la ha calificado recientemente un diputado de su partido. La primera institución cultural en sumarse a este homenaje fue la Universidad de Granada, que desde finales de diciembre pasado promovió un ciclo de conferencias sobre la figura de quien durante veinte años fuera catedrático de Derecho Comparado de esta universidad. Este ciclo proseguirá a partir del próximo mes de abril.

MÁS INFORMACIÓN

Nacido en Ronda (Málaga) el 8 de diciembre de 1879, Fernando de los Ríos se licenció en derecho en la Universidad de Madrid en 1901 y fue nombrado por oposición, en marzo de 1911, catedrático de Derecho político español comparado con el extranjero en la Universidad de Granada.A partir de entonces, sus veinte años de trabajo docente al frente de dicha cátedra y su ingreso en la organización granadina del PSOE en 1919 terminarían por unir ya para siempre el nombre y el recuerdo del insigne profesor con el de esta ciudad andaluza. Una unión que iría más allá de lo puramente sentimental o profesional y que se perpetuaria con lazos familiares y compromisos políticos aun después de su acceso, en diciembre de 1930, a la cátedra de Estudios Superiores en Ciencia Política y Derecho Político de la Universidad Central, con su consiguiente traslado a Madrid.

Así, su amistad con Federico García Lorca, a quien conoció como alumno suyo en la facultad de Derecho en 1914, acabaría con su vinculación definitiva a la familia García Lorca, al casarse años más tarde, ya en el exilio, su hija Laura con el hermano menor del poeta, Francisco. Su militancia política en el Partido Socialista propiciaría, por otro lado, su elección en tres ocasiones como diputado a Cortes por la provincia granadina: en las elecciones ordinarias de marzo de 1919, las constituyentes de abril de 1931 y, finalmente, las frentepopulistas de febrero de 1936.

Nombrado ministro de Instrucción Pública en el primer Gobierno constitucional de la Segunda República, en 1932 dio luz verde y prestó su más decidido apoyo al teatro universitario ambulante La Barraca, dirigido por García Lorca y Eduardo Ugarte, proyecto con el que se trató de llevar a todos los pueblos de España lo mejor de nuestro teatro clásico, desde los entremeses de Cervantes hasta los dramas de Lope y Calderón.

En 1939, tras el triunfo del ejército franquista, Fernando de los Ríos fue nombrado embajador del Gobierno republicano en Estados Unidos, adonde consiguió llevar pocos meses después a la familia de su futuro yerno. Los García Lorca no sólo habían perdido, durante la violenta represión nacionalista de Granada, al famoso autor de Yerma y el Romancero gitano, sino también al marido de Conchita, Manuel Fernández Montesinos, a quien el 18 de julio había sorprendido a los pocos días de su toma de posesión como alcalde socialista de la ciudad.

Más adelante, con los años de convivencia en el exilio americano, la relación amistosa entre ambas familias se vio definitivamente sellada con un doble lazo de parentesco: el matrimonio de Francisco García Lorca y Laura de los Ríos, por un lado, y la irreversible vocación socialista, influido por las enseñanzas de don Fernando, del joven Manuel Fernández-Montesinos Garcia-Lorca, que terminaría años más tarde siguiendo los pasos de su pariente y maestro, al ser elegido diputado del PSOE por Granada en las elecciones de 1977.

Al comienzo del presente curso académico, 31 años después de su muerte en México, el rectorado de la Universidad de Granada y el Departamento de Derecho Político, que dirige el catedrático José Cazorla, organizaron un importante ciclo de conferencias en homenaje a Fernando de los Ríos, cuyos primeros actos sirvieron para conmemorar, el pasado día 8 de diciembre, el centenario del nacimiento de este ilustre profesor y político andaluz. En los actos intervinieron el senador socialista por Madrid y ex presidente del PSOE Histórico, José Prat, quien habló sobre La personalidad de Fernando de los Ríos, y el catedrático de Filosofia del Derecho de la Universidad de Madrid. Ellas Díaz, que lo hizo sobre El pensamiento humanista de Fernando de los Ríos.

Tras una interrupción de cuatro meses, el ciclo continuará próximamente en abril y contará con destacados especialistas de la ciencia política en España, en homenaje a una persona que, según palabras del profesor Cazorla, «defendió en todo momento, desde la cátedra universitaria, la libertad y la igualdad».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de marzo de 1980