Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Reposición de "La venganza de la Petra", de Carlos Arniches

La Compañía Inestable Madrileña (CIM) presentó ayer, en el teatro de la Comedia, de Madrid, la obra La venganza de la Petra, de Carlos Arniches, con decorados y ambientación de Antonio Mingote y dirección escénica de José Osuna. Los actores que intervienen son María Kosty, Rafael Castejón, Rosario García Ortega, María Garralón, Alberto Fernández, Luisa de Córdoba, Miguel Ayones, Juan José Otegui y Charo Valle.

La nueva compañía, que empieza sus actuaciones sin subvenciones por parte del Ayuntamiento de Madrid o el Ministerio de Cultura, tiene la intención de realizar un repertorio teatral vinculado a Madrid, a través de obras y autores que en la historia del teatro han colocado en el escenario personajes y temas madrileños. Entre los autores de su programación figuran Ramón de la Cruz, Lope de Vega, Quiñones de Benavente y Bretón de los Herreros.La venganza de la Petra, de Carlos Arniches (Alicante, 1866-Madrid, 1943), que lleva como subtítulo ¡Donde las dan las toman!, participa de este teatro vinculado a la ciudad de Madrid, y la elección concreta de esta obra se debe a las necesidades empresariales de la propia compañía, según declaró a EL PAIS el director José Osuna. «Aparte de los valores que tiene la obra, la hemos elegido en función de sus personajes, diez en escena, ya que otras, tanto de Arniches como de otros autores de la época, tienen muchos intérpretes».

«La obra es muy divertida. En la ambientación de Mingote hemos dado a la anécdota que ocurre en una habitación una cierta trascendencia que vincula la obra a la ciudad. De esta forma, el problema personal de una determinada familia trasciende al ambiente madrileño y a la sociedad del momento, en el año 1917, fecha en que fue escrita y estrenada por Loreto y Chicote. En cierta forma es una obra feminista, al presentar el caso de una mujer que se rebela contra la tiranía de su marido. No es de las grandes piezas grotescas de Arniches, como pueden ser La señorita de Trévelez o La locura de don Juan, aunque en La venganza de la Petra están los valores lingüísticos, sobre todo el habla de Madrid, con chistes verbales muy sujetos a la situación y con unos diálogos que tienen hallazgos asombrosos. »

En opinión de José Osuna, el teatro de Arniches «está vivito y coleando». El verano pasado tuvo un gran éxito de público el espectáculo Madriz castizo, representado en La Corrala.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de mayo de 1979