Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fraude descubierto en Estados Unidos en el vino de Borgoña

Alrededor de 70.000 botellas de falso vino de Borgoña se han introducido en el mercado norteamericano, en un fraude que puede deteriorar gravemente el prestigio de los vinos franceses y favorecer, de rebote, a los vinos españoles e italianos.El negocio de embotellamiento del falso caldo de Borgoña asciende a cinco millones de francos franceses (alrededor de ochenta millones de pesetas). El embotellador utilizó como vino de grandes y prestigiosas marcas un granel que se ha descubierto ahora, que es aún peor de lo que se estimaba, y cuya venta en Francia asciende como máximo a un dólar por botella.

El Borgoña es el vino francés más popular en el mercado norteamericano, por ser su precio más asequible que el del Burdeos. A pesar de la caída en picado que sufrieron sus ventas en 1974, fecha en que se produjo un gran escándalo con implicaciones políticas, éstas han ido en alza desde entonces hasta ahora, en que Bernard Grivelet aparece al frente del fraude que acaba de descubrirse. No obstante, el asunto puede alcanzar dimensiones muy grandes si el citado Bernard Grivelet da los nombres de otros cosecheros que, según él, también se han prestado al riegocio del embotellado de vino falso, para añadir que «no estoy dispuesto a ser la cabeza de turco de todo este embrollo».

Según fuentes norteamericanas en París, también Suiza y la República Federal de Alemania compraron muchas botellas de este supuesto Borgoña, y es posible que ahora «vuelvan sus ojos a los vinos españoles e italianos, de excelente calidad y precio razonable». En este sentido, el diario New York Herald Tribune ya ha iniciado en su edición internacional, que se imprime en París, una campaña de apoyo a los vinos de Rioja y del Penedés, «que los norteamericanos deben conocer por su calidad y sus precios moderados».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de abril de 1979

Más información

  • Favorece la exportación de los caldos españoles e italianos