Presupuestos europeos para combatir la contaminación del Mediterráneo

Hasta avanzadas horas de la tarde de ayer continuaron las delegaciones de los diecisiete países costeros del Mediterráneo ultimando algunos detalles de los acuerdos tomados en la conferencia auspiciada por un Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), sobre acciones coordinadas destinadas a combatir la contaminación del Mediterráneo.

Durante la conferencia, que duró una semana, se evaluaron las acciones emprendidas después de la reunión de Barcelona en 1977, y se aprobó el presupuesto para 1979 -1980 destinado a continuar los trabajos de investigación y vigilancia del Mediterráneo, a través de 85 laboratorios.

España, que envió una delegación de siete expertos, ocupó la vicepresidencia en la persona del director general del Medio Ambiente, Daniel de Linos, a quien le cupo una activa labor de mediación, al tratarse el problema del presupuesto y aportaciones entre los países «desarrollados» de la cuenca mediterránea (Francia e Italia), y los menos desarrollados (el resto), con la excepción de Albania, que hasta ahora se ha negado a participar en estos trabajos conjuntos que se les conoce bajo el nombre de Plan Azul.

Los países costeros aportarán el 50% al presupuesto. El PNUMA aportará un 25 %, y el otro 25 %, algunas organizaciones especializadas de las Naciones Unidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de febrero de 1979.

Lo más visto en...

Top 50