Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina y Chile concluyen hoy las negociaciones sobre Beagle

Santiago de Chile

A pocas horas del fin del plazo negociador -en el día de hoy-, la emisión, por parte de las autoridades chilenas, de una nota en la que se condenaban las versiones argentinas dadas a las cancillerías extranjeras sobre el conflicto del Beagle, así como un incremento de la psicosis de salida no pacífica del litigio y un mayor caudal de dudas sobre su desenlace, configuraban ayer en el Cono Sur americano la situación entre Chile y Argentina, enfrentadas en la disputa por la soberanía de tres islas en el mar austral.

En la nota chilena se acusa a las autoridades de Buenos Aires de dar versiones inexactas sobre la postura chilena ante las negociaciones y se enumera una serie de hechos que Chile considera contrarios al espíritu conciliador. El documento, dado a los periodistas por el subsecretario del Ministerio de Asuntos Exteriores de Chile, se refiere también a una «campaña de intimidación belicista» por parte de entidades y personalidades militares argentinas, al tiempo que enuncia violaciones territoriales, malos tratos a sus nacionales residentes en el sur de Argentina y otras afirmaciones.El texto de la nota fue enviado a todas las delegaciones extranjeras acreditadas en Santiago de Chile, con el propósito de salir al paso de las versiones dadas por Argentina al proceso de su litigio con Chile.

Por su parte, la posición argentina no parece haber variado. Mientras la bolsa bonaerense registraba una fuerte subida del dólar -que en la situación actual se interpreta como fruto de la inseguridad monetaria argentina en la coyuntura presente, acentuada por la incertidumbre-, el comandante en jefe de las fuerzas armadas argentinas, general Roberto Viola, señalaba en unas manifestaciones tranquilizadoras, que aún confiaba en que en las negociaciones se impusiera la cordura y no la insensatez. Estas afirmaciones contrastaban con el tono general de las informaciones de la prensa de ayer, cuyos tintes se presentaban evidentemente sombrios sobre el desenlace de la controversia chileno-argentina.

En la base de los hechos se halla la negativa argentina a acoger el fallo del laudo arbitral británico al cual los dos países se sometieron el pasado año y el criterio del Gobierno de Buenos Aires de mantener el principio de división oceánica entre los dos países suramericanos.

Diferencias Perú-Chile

Un nuevo hecho viene a complicar la situación. A primera hora de ayer trascendió que la Asamblea Constituyente peruana, reunida en Lima, se había celebrado a puerta cerrada, mientras en su exterior se registraban disturbios, si bien la causa de la reunión se interpretaba como relacionada directamente con recientes choques fronterizos entre Perú y Chile, sobre territorios otrora pertenecientes a Perú en provincias hoy chilenas.En este marco se insertan las declaraciones de las distintas fuerzas políticas chilenas y argentinas, que se han pronunciado sobre el litigio. En un comunicado dado ayer a EL PAIS por el Partido Socialista de Chile, se afirma la adscripción de las tres islas en litigio a la soberanía chilena, según los acuerdos internacionales, si bien se critica al Gobierno de Augusto Pinochet como responsable del aislamiento internacional de Chile y de la falta de apoyos exteriores ante una causa que el documento estima ajustada al derecho internacional.

Por su parte, el Movimiento Peronista Montonero, en un comunicado reciente, se refiere a que la solución del conflicto debe esquivar los laudos arbitrales extranjeros y lograrse mediante la decisión multilateral de las fuerzas democráticas mayoritarias, a través de Gobiernos populares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de noviembre de 1978

Más información

  • Psicosis bélica en Buenos Aires y en Santiago de Chile