Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castro, dispuesto a entrevistarse con el presidente Carter

Fidel Castro negó nuevamente cualquier implicación de Cuba en la segunda guerra de Shaba, en Zaire, y acusó al consejero presidencial norteamericano, Zbigniew Brzezinski, de haber inventado esa historia para justificar la intervención occidental en Zaire y la creación de una «fuerza panafricana neocolonialista ». En conversación mantenida con dos congresistas norteamericanos, el líder cubano se mostró dispuesto a entrevistarse con Carter para debatir el tema.

El líder cubano conversó durante cinco horas en La Habana con dos congresistas demócratas norteamericanos, miembros del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes. Castro insistió en que las tropas cubanas estacionadas en Angola no han tenido contactos con los gendarmes katangueños desde principios de 1976.Según Fidel Castro, las acusaciones hechas contra Cuba forman parte de una campaña destinada a confundir a la opinión pública norteamericana y al Congreso, para que éste levante sus restricciones sobre las operaciones secretas de la CIA

Las afirmaciones de Castro coinciden con las declaraciones de miembros del Congreso norteamericano, segun las cuales el presidente Carter todavía no les ha proporcionado «pruebas suficientes» que apoyen las afirmaciones hechas por el ejecutivo de Washington a propósito de una eventual participación cubana en la invasión de Shaba.

Pasa a página 3

Castro acusa a Brzezinski de querer provocar un "incidente de Tonkin" en África

(Viene de la primera página.)

Los congresistas Stephen Solarz y Anthony Beilenson viajaron a la isla por invitación de Fidel Castro, quien les dijo que está dispuesto a entrevistarse personalmente con Jimmy Carter para discutir la presunta intervención cubana en la guerra de Shaba. Según informaron después los dos legisladores norteamericanos, Castro tuvo palabras elogiosas para Carter, al que definió como un «hombre decente honorable».

Castro tuvo también palabras conciliadoras para el secretario de Estado, Cyrus Vance, de quien dijo que mantenía una «actitud constructiva» hacia África. Todas las críticas del líder cubano se centraron en el consejero de Carter, para asuntos de seguridad nacional, Zbigniew Brzezinski, al que (Castro acusó de estar conectado con círculos que desean buscar un incidente similar al del golfo de Tonkin, que permita una intervención norteamericana en Africa.

El incidente del golfo de Tonkin tuvo lugar en 1964, cuando el ataque a varios destructores norteamericanos en esas aguas permitió al presidente Johnson obtener del Congreso autorización para intervenir militarmente en la guerra de Vietnam.

Carta de Vance

Fidel Castro mostró a los representantes norteamericanos una carta del secretario de Estado, Vance, que calificó como «amable y amistosa», recibida después de que el dirigente cubano se hubiera entrevistado en La Habana con el cónsul de Estados Unidos y le hubiera desmentido cualquier participación cubana en la guerra de Shaba. Ese mismo día que recibió la carta, añadió Castro, el portavoz del Departamento de Estado acusó a Cuba de haber apoyado la invasión de Zaire, acusación a la que luego se sumó el consejero Brzezinski y el propio presidente Carter.

Tras declarar que «mi admiración hacia el pueblo norteamericano no disminuirá, cualquiera que sean las acciones de sus gobernantes», Fidel Castro admitió que las relaciones entre La Habana y Washington estaban a su nivel más bajo desde la llegada al poder de Jimmy Carter, y dijo que creía que éste estaba siendo mal informado.

Simultáneamente a estos contactos en Cuba, la Casa Blanca reconocía que recibió un mensaje de Fidel Castro en el que éste decía que intentó detener la invasión de Zalre por los katangueños, pero que se había decidido no hacerla pública.

Ocho días después de haber recibido el mensaje del líder cubano, el presidente Carter hizo en Chicago sus acusaciones contra Cuba por no haber hecho nada por impedir la invasión de Shaba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de junio de 1978

Más información