Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La URSS busca una nueva negociación sobre armamentos

El secretario de Estado norteamericano, Cyrus Vance, declaró ayer a los periodistas que le acompañaban en su viaje de Londres a París, que su colega soviético Andrei Gromiko, amenazó «con cambiar todas las conversaciones SALT» al incluir en las mismas como materia de discusión la prohibición de bases de vanguardia norteamericanas en Europa y en el Mediterráneo.

«Hasta ahora —comentó Vance— la cuestión de los sistemas de bases avanzadas y sus equivalentes soviéticos no se ha tratado, por consiguiente, el inmiscuir este tema en las SALT significaría un cambio total sobre el concepto (de limitación de armamento), tal y como se venia considerando.» El secretario de Estado agregó que Gromiko le planteó esa posibilidad desdiciendo lo acordado en Vladivostok, en el sentido de dejar al margen de las SALT la cuestión de las bases de vanguardia. Vance dijo, además, que esta propuesta de desarme soviética concedería «una ligera ventaja» a Estados Unidos sobre el número de proyectiles con cabezas nucleares múltiples, pero daba asimismo una leve ventaja a los soviéticos en relación con USA en la cantidad de carga nuclear por cabeza de proyectil que pueden ser disparados contra Estados Unidos.

Por otra parte, Vance expresó su esperanza de que las conversaciones que mantenga en Paris con el presidente francés Giscard d'Estaing fueran positivas, a quien informará de sus recientes gestiones en la capital soviética.

Brzezinski responde

Por otra parte, el consejero para Asuntos Exteriores del presidente Carter, Brzezinski, acusó ayer a la Unión Soviética de lanzar ataques «inadecuados» por el estancamiento de las conversaciones de Moscú sobre reducción de armas, y advirtió que el presidente americano seguirá hablando de los derechos humanos.

En una entrevista a la cadena de televisión NBC, Brzezinski dijo que los rusos rechazaron las propuestas de Carter en Moscú. Estas propuestas habrían atenuado la carrera de las armas y habrían reducido el comienzo de la confrontación nuclear. También dijo que el ministro soviético de Asuntos Exteriores, Andrei Gromiko, ha cometido un error al acusar a Estados Unidos y al secretario de Estado norteamericano, Cyrus Vanee, de haber llevado a cabo las negociaciones tortuosamente. Brzezinski aseguró que Estados Unidos no abandonará a sus aliados de Europa occidental retirando unilateralmente los cohetes defensivos, sin una medida semejante en los países bajo control soviético. El consejero americano confía, sin embargo, en que las conversaciones para la reducción de armas se continuarán por las dos parles y espera que los rusos vean las ventajas mutuas que supone la propuesta para reducir las armas estratégicas.

«Creemos que veintisiete años después del comienzo de la carrera de armamentos ha llegado la hora de conseguir algo más que un marco para una continuada competición armamentista», dijo Brzezinski, al final de la entrevista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de abril de 1977

Más información

  • Según Vance