Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Júbilo y emoción en el teatro Reina Victoria

Presentación de "El Adefesio" de Alberti con María Casares

«Fuerte España levantada, / sólo un clavel luminoso / no entre el clavel y la espada. / Y os doy las gracias y os digo / que en cada dedo que os doy / arde una espiga de trigo.»

Este es el final del poema enviado por Rafael Alberti desde Roma para la noche madrileña de «El Adefesio». Leído por María Casa res, fue acogido con grandes muestras de júbilo por un público emocionado. Fue el momento más próximo de la casi venida a España de Rafael Alberti.

El teatro español recupera desde anoche, con el estreno de la fábula del amor y las viejas «El adefesio»», un autor para el teatro contemporáneo. La noche del estreno se convirtió en su primera presencia desde 1939. Sobre la significación de este estreno coincidieron las personas interrogadas por EL PAÍS. Un acto cívico y teatral subrayado a lo largo de la representación con rabiosos aplausos de homenaje desde que pisó el escenario María Casares, recuperada también para nuestra escena.

Veinte minutos más tarde de la hora prevista pudo comenzar la representación. La llegada a las puertas del teatro —con carteles de Antonio Saura— de personas conocidas de la política y de la cultura era objeto de especial curiosidad por un público no estrenista. Marcelino Camacho era acogido con abrazos y cámaras de televisión. «Mi asistencia se debe a que se trata de una obra de un hombre proscrito hasta hace poco, esto ya es motivo suficiente. Además, es una pieza que se puede estrenar por primera vez en nuestro país. Al margen de la poesía, Alberti es una de nuestras primeras figuras. El estreno es también rendir un homenaje al hombre y a su lucha permanente en estos años.»

El profesor Tierno Galván comentaba: «Creo que este acto significa un paso más para la reconciliación nacional. Es un artista que ha estado fuera por razones que emanan de la guerra civil, Es necesario convivir sin prejuicios políticos. Creo que es un momento positivo. » El estreno, para Ramón Tamames, de la obra es un preludio de la vuelta de Rafael Alberti.

Los políticos eran los objetivos preferidos por periodistas y fotógrafos. Entre aquéllos figuraban, además de los mencionados, Simón Sánchez Montero, Nicolás Sartorius, Lucio Lobato, así como muchas personas del campo artístico, como Moreno Galván, Francisco Nieva, Bárbara Rey, Antonio, Massiel, Lauro Olmo, María Cuadra y otros.

«Esta noche aunque lejano / de España, sobre la mar / llega a vosotros mi mano. / Y en su palma la canción / abierta, que llevo siempre, / España en el corazón.» Estas fueron las primeras palabras de saludo de Alberti en la noche del estreno de sus fábulas en el teatro Reina Victoria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de septiembre de 1976