Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Taiwán, preparada para construir la bomba atómica

El diario norteamericano The Washington Post informó ayer que Taiwán (Formosa) está procesando combustible de uranio, ya empleado, para intentar obtener plutonio, lo que le capacitaría para fabricar bombas atómicas.La misma información dada por el Post la comunicó el New York Times, quien dijo que las revelaciones sobre el «reproceso de combustible de uranio» fueron dadas por unos funcionarios norteamericanos que recibieron informaciones en tal sentido de la CIA.

Según estas informaciones procedentes de la CIA, en los últimos seis meses, Taiwán llevaría trabajando en este proyecto secreto de reconvertir los residuos de uranio en plutonio un tiempo desconocido, aunque se piensa que el material que puedan haber obtenido los chinos de la isla no es suficiente para fabricar la bomba.

Según el New York Times, las revelaciones de la CIA sobre este asunto podrían interpretarse como «una advertencia al Gobierno de Taipei» de la Administración Ford, que ya el año pasado «advirtió» en diferentes ocasiones que no se reprocesara el uranio.

Sea como fuere, estas revelaciones colocan al Gobierno norteamericano en una delicada situación, en plena campaña preelectoral, según la interpretación política del Washington Post.

Si estas informaciones se confirman, la adopción de severas medidas por parte de Estados Unidos repercutiría por un lado en Taiwán, que está confiada en un plan de licencias de exportación norteamericano para un programa nuclear, y también dentro de los sectores más conservadores del partido republicano que gozan de un cierto poder.

Por otro lado, si Estados Unidos queda impasible ante el programa atómico de Taiwán, las relaciones entre este país y la República Popular de China se verían sometidas a nuevas dificultades.

Asimismo, el Post comenta qué la conversación de Taiwán en una potencia atómica provocaría una loca carrera armamentística en Asia, por cuanto aumentarían las preocupaciones nucleares de Japón y otros países de la zona.

De momento no se sabe si Taiwán puede obtener el plutonio de los residuos de la central nuclear canadiense que compró en 1970 o puede haberlo comprado directamente a otros países.

El Gobierno de Taipei se apresuró ayer mismo a desmentir tales informaciones, y su ministro de Defensa dijo que la política de la isla es usar las estaciones nucleares con fines pacíficos y no existía ningún proyecto para desarrollar armamento nuclear.

En la actualidad, Taiwan posee cuatro estaciones nucleares de fabricación norteamericana, algunas más están en construcción y una central canadiense que dejó de funcionar en 1970, cuando Canadá rompió relaciones con la isla tras reconocer el régimen de la República Popular. Este reactor canadiense sería de las mismas características que el que comenzó a funcionar en la India en 1974. Sin embargo, el Times recordaba en su información de ayer que la República de Taiwán suscribió en 1970 el tratado de no proliferación nuclear junto con otros 100 países.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de agosto de 1976

Más información

  • Revelaciones del «Washington Post» y «New York Times»