La selección de Francia en el Mundial de Qatar

La campeona del mundo defiende su corona con varios cambios en el equipo que ganó el título en 2018 pero la misma esencia

El equipo de Francia posa antes de un partido.
El equipo de Francia posa antes de un partido.FRANCK FIFE (AFP via Getty Images)

El plan

Francia llega a este torneo como defensora del título y con la que es, sin duda, la reserva de talento más profunda de la que puede escoger. Didier Deschamps parece apostar por la continuidad táctica, con el mismo 3-4-1-2 que utilizó en la Eurocopa del verano pasado, aunque esa misma continuidad no sea posible con los mismos jugadores. Los partidos del equipo este año no han sido muy impresionantes, con una sola victoria en seis encuentros. Se ha evitado el descenso de su grupo de la Nations League, pero este equipo no llega precisamente entonado al torneo.

De hecho, varias ausencias clave podrían perjudicar su búsqueda de un segundo título consecutivo. Las bajas de Paul Pogba y N’Golo Kanté hacen que el centro del campo haya dado un vuelco completo respecto a Rusia 2018. Aurélien Tchouaméni, del Real Madrid, es probable que acompañe a uno de los tres jugadores, Mattéo Guendouzi, Adrien Rabiot o su antiguo compañero en el Mónaco, Youssouf Fofana. Fofana y Guendouzi son las dos opciones más progresistas, pero Rabiot podría tener la ventaja dada su experiencia. Deschamps aseguró su confianza en los jugadores menos experimentados del equipo tras la victoria de Francia contra Austria: “Desde el momento en que elijo a los jugadores, significa que confío en ellos. Si son seleccionados, tienen todo lo necesario para jugar al máximo nivel”.

Por otra parte, Hugo Lloris tiene 35 años, pero sigue siendo un portero de primer nivel y debería convertirse en el plusmarquista de partidos de Francia, siempre que llegue a octavos de final. En la defensa, Presnel Kimpembe ha sido muy criticado por su tendencia a cometer errores y probablemente habría perdido su puesto en la zaga en favor de Lucas Hernández, aunque la falta de forma del jugador del Bayern sigue siendo preocupante, ya que no ha jugado desde mediados de septiembre en el momento de redactar este artículo. Lo que significa que Kimpembe o quizás Benoît Badiashile podrían ocupar el puesto.

En ataque, Francia cuenta con dos de los mejores delanteros del mundo, Kylian Mbappé y Karim Benzema, pero todavía no está claro si Deschamps sabe cómo sacar lo mejor de la pareja. En un torneo históricamente escaso de goles, especialmente en la fase de grupos, acertar con esa combinación podría ser la diferencia.

Ránking de Francia

Los 26 de Francia

Porteros
Alphonse Areola Steve Mandanda Hugo Lloris
Defensas
Lucas Hernandez Théo Hernandez Ibrahima Konaté Axel Disasi Jules Koundé Benjamin Pavard William Saliba Raphael Varane Dayot Upamecano
Centrocampistas
Eduardo Camavinga Youssouf Fofana Mattéo Guendouzi Adrien Rabiot Aurélin Tchouaméni Jordan Veretout
Delanteros
Karim Benzema Kingsley Coman Ousmane Dembélé Kylian Mbappé Olivier Giroud Antoine Griezmann Christopher Nkunku Marcus Thuram

ALINEACIÓN PROBABLE

3-4-1-2

Lloris;

Koundé, Varane, L. Hernández;

Pavard, Tchouaméni, Rabiot, T. Hernández;

Griezmann;

Benzema, Mbappé

El grupo D

La estrella, el héroe no reconocido, y el seleccionador

Kylian Mbappé

El torneo de Kylian Mbappé, que ya no es el adolescente sonriente que electrizó la última Copa del Mundo, podría caracterizarse por sus problemas fuera del campo. Con una forma particular de pensar, Mbappé ya ha manifestado su intención de abandonar el PSG a los pocos meses de haber firmado un nuevo contrato, supuestamente descontento por el hecho de que el equipo no se adapte a su estilo. Por otro lado, las acusaciones de Mathias Pogba de que su hermano Paul intentó “maldecir” a Mbappé a través de un brujo podrían dividir aún más al equipo. Sin embargo, en los últimos 18 meses, Mbappé también ha crecido como jugador, añadiendo una autoridad implacable a sus exhibiciones mientras marcaba 39 goles y daba 26 asistencias en 46 partidos la temporada pasada.

Antoine Griezmann

Con la atención puesta en Karim Benzema, Paul Pogba y Kylian Mbappé, Antoine Griezmann ha pasado a un segundo plano últimamente. Su irregular estado de forma desde que se unió al Barcelona en 2019 ha ocultado su continua excelencia y su importancia para Francia. Hijo del feroz cholismo del Atlético Madrid, Griezmann encarna los ideales callejeros y estoicos de Deschamps y sigue siendo uno de los favoritos del seleccionador. En Qatar seguirá siendo un eslabón fundamental entre el centro del campo y el ataque, después de que sus seis goles en la fase de clasificación, insuficientemente valorados, fueran clave para que una Francia vacilante pasara de ronda.

Didier Deschamps

Didier Deschamps siempre ha dado prioridad a la armonía de la plantilla antes que a la elección de los mejores 23 jugadores. A pesar de su estilo de juego pragmático y de ser tachado de poco sofisticado por los medios de comunicación franceses, esa estrategia ha funcionado sin lugar a dudas. Francia viaja a Qatar como vigente campeona de la Copa del Mundo y de la Liga de Naciones, y Deschamps se merece mucho más que los elogios a regañadientes que ha recibido de una prensa altiva. Sin embargo, después de una década en el cargo, y con su contrato finalizado tras el torneo, el futuro del seleccionador sigue siendo incierto mientras Zinedine Zidane se posiciona para tomar el relevo.

Postura sobre Qatar

Francia se ha unido a muchos de sus compañeros de la UEFA al comprometerse a que sus capitanes lleven un brazalete arco iris en apoyo de la comunidad LGBTQ+, pero lo que parece ser una medida mucho más drástica es la prohibición de las “zonas para aficionados” durante el torneo. Habitualmente, los partidos de Francia se disputan en grandes pantallas al aire libre en las principales ciudades del país, pero los alcaldes de las ciudades, desde París hasta Estrasburgo, se han manifestado en contra, por temor a que se normalice el torneo. Pero mientras la FFF ha argumentado que el torneo “ha traído progreso a Qatar” y ha contribuido a un fondo de compensación para los trabajadores, los jugadores han permanecido en silencio, a pesar de que contemporáneos como Toni Kroos y Leon Goretzka se han pronunciado.

Himno nacional

La Marsellesa, un ejemplo temprano (¿el primero?) del estilo de marcha europea de los himnos. Es posiblemente el más reconocible y conmovedor del mundo. Escrita en 1792 por Claude Joseph Rouget de Lisle en Estrasburgo, su letra pretendía animar a los soldados a defender a Francia de las incursiones extranjeras. Ganó su nombre popular cuando fue adoptada por los soldados que marcharon de Marsella a París para ayudar en la defensa de la capital, y se convirtió en el himno en 1795. Aunque posteriormente fue prohibida bajo el mandato de Napoleón, se volvió a instalar de forma permanente a finales del siglo XIX.

Héroe de culto de todos los tiempos

Just Fontaine, llevado a hombros de sus compañeros después de un partido contra Alemania en el Mundial de 1958.
Just Fontaine, llevado a hombros de sus compañeros después de un partido contra Alemania en el Mundial de 1958.STAFF (AFP via Getty Images)

Autor de un récord de 13 goles en la Copa del Mundo de 1958, Just Fontaine logró 30 en sólo 21 partidos con Francia antes de su retirada forzosa por una lesión con solo 29 años, en 1962. Pacey Fontaine se incorporó al legendario Reims de Albert Battuex en 1956, procedente del Niza. Allí, junto con otro grande de todos los tiempos, Raymond Kopa, Fontaine ayudó al Reims a llegar a la final de la Copa de Europa de 1960 y se convirtió en un exponente clave del jeu à la rémoise, ahora más conocido como fútbol champagne, una idea central dentro de la identidad futbolística de Francia.

Trayectoria en los mundiales

Todas las selecciones

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre el Mundial de Qatar.

Normas

Más información

Archivado En