Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Villar activa su vuelta a la Federación Española de Fútbol

El presidente suspendido ha solictado al Tribunal de lo Contencioso-Adminmistrativo medidas cautelares contra la inhabilitación temporal que le impuso el Consejo Superior de Deportes

Villar, el pasado 18 de julio, día de su detención, entrando en la sede de la  Federación Española Fútbol acompañado por agentes de policía.
Villar, el pasado 18 de julio, día de su detención, entrando en la sede de la Federación Española Fútbol acompañado por agentes de policía.

Ángel María Villar podrá volver a ejercer sus funciones como presidente de la Federación Española de Fútbol si los juzgados de lo contencioso-administrativo le conceden las medidas cautelares que ha solicitado contra la suspensión temporal que le impuso el Consejo Superior de Deportes. Villar realizó la petición de las citadas medidas la semana pasada y si son estimadas por el juez estará de nuevo al frente del fútbol español. El dirigente vasco está imputado por el juez Santiago Pedraz por presuntos delitos de corrupción entre particulares, apropiación indebida, administración desleal, falsedad documental y alzamiento de bienes.

El presidente del CSD, José Ramón Lete, ya tiene conocimiento de este movimiento de Villar que puede poner en solfa la suspensión que le impuso el organismo gubernamental. Desde que fue encarcelado y posteriormente puesto en libertad Villar ha comprobado como los cinco presidentes de territoriales (Valencia, Murcia, Ceuta, Melilla y La Rioja) que fueron también imputados por el juez Pedraz a finales del mes de julio aún no han sido suspendidos por el CSD. El distinto trato recibido es un argumento a favor de Villar y una de las deficiencias que recaen en la gestión de Lete en el asunto. La pregunta ¿por qué a Villar sí se le ha suspendido y a los presidentes de territoriales no? sobrevuela el ambiente. Lete confía en que el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) acepte el recurso que ha presentado para que se repita todo el proceso electoral. El recurso está basado en el auto del juez Pedraz en el que pone de manifiesto que Villar habría condicionado el voto y la influencia de varios presidentes de las territoriales para ganar las elecciones.

Hasta ahora la argumentación del CSD para no actuar con más rapidez contra los cinco imputados, apoyándose en la Abogacía del Estado, es que el juez Pedraz no dejaba claro los delitos que se le imputaban a los barones. Sin embargo, en poder de los abogados del estado está el sumario completo en el que se describen los presuntos delitos e incluso tienen acceso al vídeo de sus interrogatorios en los que el juez Pedraz, se los recuerda. Estos dirigentes regionales apoyaban a Luis Rubiales como sucesor de Villar y los opositores al presidente del sindicato de futbolias (AFE) ven en este retraso un apoyo del CSD al directivo sindical. 

A los cinco dirigentes de territoriales imputados hay que añadir a Marcelino Maté (Castilla-La Mancha), también investigado por los presuntos tratos de favor al Recreativo y al Marino de Tenerife. También se sumó la semana pasada a la lista de imputados José Ángel Peláez (Cantabria), al que se le investiga la desaparición durante dos años de 210.000 euros de dinero público destinados a obras en un campo de Torrelavega. Peláez fue la mano derecha de Villar en la última campaña electoral y ha sido nombrado recientemente por Juan Luis Larrea, presidente federativo en funciones, como máximo responsable de la comisón de clubes de Tercera División. Larrea también ha nombrado vicepresidente primero de la FEF a Marcelino Maté.

Durante las últimas semanas, Villar ha visitado la Federación, y en la última se encontró con la cerradura de su despacho cambiada. Si el juez estima las medidas cautelares que ha solcitado, le tendrán que dar una llave.   

 

 

 

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información