Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CSD aboga por la repetición de las últimas elecciones ganadas por Villar

Dos meses y medio después de la detención del presidente suspendido, el organismo gubernamental solicitará al TAD que anule los comicios

Ángel María Villar, saliendo de la cárcel de Soto del Real.
Ángel María Villar, saliendo de la cárcel de Soto del Real. EL PAÍS

Casi dos meses y medio después de que fueran encarcelados Ángel María Villar, su hijo Gorka, y Juan Padrón, vicepresidente económico de la Federación Española de Fútbol (FEF), por presunta corrupción y por haber creado una red clientelar, el Consejo Superior de Deportes (CSD) se plantea que las últimas elecciones a la presidencia del fútbol español puedan repetirse por un presunto fraude. Las sospechas se centran en la elección de los miembros de la asamblea que eligen al presidente del fútbol español.

José Ramón Lete, presidente del CSD, estudia mandar al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) una revisión del último proceso electoral que propició la reelección para el octavo mandato consecutivo de Villar, ahora suspendido cautelarmente. Esta es la tercera vía por la cual se intenta forzar la salida del dirigente vasco de la federación, tras haber fracasado el intento de acelerar su dimisión por parte del CSD, de Luis Rubiales, presidente del sindicato de futbolistas (AFE), de Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español (COE), y de los presidentes de las federaciones territoriales, de los que 16 de 19 siempre habían apoyado a Villar. Según el auto del juez Pedraz, al menos cinco de estos barones territoriales se habrían beneficiado de prebendas por prestar apoyo a Villar. Blanco y Rubiales también habían sido defensores a ultranza de la gestión de Villar.

La segunda vía para echar a Villar, la moción de censura, no la tienen clara ni los barones de las territoriales, ni Luis Rubiales, principal promovedor de ella, pese a contar con el apoyo de algunos presidentes del fútbol autonómico. Tampoco es favorable a esa opción Juan Luis Larrea, presidente en funciones de la FEF.

En el auto del juez Pedraz del pasado 18 de julio ya se recogían conversaciones grabadas por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil de posibles irregularidades en el voto por correo o en la organización y la ejecución de este por miembros de la Federación. Sin embargo, hasta ahora el CSD no había abierto esta posible vía de manera tan directa para derrocar al presidente suspendido. Desde el organismo gubernamental se asegura que el retraso en aplicar esta vía ha sido debido a la necesidad de encontrar seguridad jurídica pese a que en el citado auto de Pedraz ya había pruebas del posible fraude. En uno de los pinchazos recogidos del citado auto del magistrado ya se desvelaba una conversación entre Villar y el presidente de la territorial madrileña, Francisco Díez, en la que el primero le explica a este último cómo tiene que presionar al presidente del fútbol-sala madrileño, Julio Cabello, para que le vote. “Si votas en contra de este señor (Villar), votas en contra mía”, le espeta Villar a Díez para que le diga a Cabello. En otra conversación entre Gorka Villar y Díez, el primero le dice al segundo que amenace a Cabello así: “Si gano, no voy a hablar nada contigo”.

En el sumario al que ha tenido acceso EL PAÍS también se recoge una conversación que incluso implica al presidente en funciones. Larrea habla con Juan Padrón y le dice a este: “Yo lo tengo todo trabajado. Yo tengo trabajados los votos por correo. Ahora voy a coger un autobús, el miércoles, y llevo a unas chavalitas a votar a Bilbao”. Padrón responde: “Ahí, igual que yo, igual que yo…”. Y Larrea, tesorero durante la mayor parte de los 29 años de mandato de Villar, remata: “Quiero estar yo en Bilbao para llevar el tema”.

Un imputado sugiere la intervención de la FIFA contra el Gobierno por la suspensión de Villar

Desde el CSD se asegura que en la línea de su presidente, José Ramón Lete, está el que se repitan las elecciones y también que los cinco presidentes de territoriales imputados (Valencia, Ceuta, La Rioja, Murcia y Melilla) en el marco de la Operación Soule sean suspendidos tras abrirles expediente el TAD. De esto último hace un mes y desde que el juez Pedraz los imputó han pasado dos meses. Desde el CSD se insiste en que el parón por el período vacacional del verano y la necesidad de contar con la seguridad jurídica de que pueden ser suspendidos es lo que ha retrasado hasta el próximo 5 de octubre la convocatoria de la comisión directiva en la que se votará si el quinteto de barones será suspendido cautelarmente, a lo que se opone Luis Rubiales, que cuenta con su apoyo para su asalto a la presidencia. Este retraso permitió que el jueves los cinco pudieran acudir a una reunión de las territoriales en la que uno de ellos, Diego Martínez, de Melilla, se atrevió a proponer que la Federación denuncie al Gobierno por injerencias al haber suspendido a Villar.

 

Voto por correo

Jorge Pérez, exsecretario general de la FEF, ya retiró en el mes de mayo su candidatura a la presidencia del fútbol español tras denunciar al TAD la manipulación del voto por correo en las elecciones a la asamblea. De esta manipulación, según la denuncia de Pérez, también formó parte la AFE, presidida por Rubiales. Los miembros del tribunal decidieron en contra de la suspensión de las elecciones gracias al voto de calidad del eventual presidente, Andreu Camps, que luego dimitió tras la apertura de expediente a Villar. Camps, que antes se había negado a expedientar a Villar por los presuntos tratos de favor al Recreativo y al Marino, desde un principio se mostró favorable a la no suspensión. Según fuentes cercanas al TAD, existe un borrador que justificaría una votación favorable a que se repitiera todo el proceso electoral. Según estas mismas fuentes, también hubo repentinos cambios en el voto. Uno de ellos, de Jesús Avezuela, nuevo miembro del TAD.

Desde el CSD se niegan presiones a los miembros del TAD. Sin embargo, una conversación también recogida en el sumario entre Marcelino Maté, presidente de la territorial de Castilla-León, y Gorka Villar también ha levantado polvareda al respecto. En ella se menciona la presunta intervención de Juan Carlos Aparicio, exministro de Trabajo, y la del actual ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo, para evitar la suspensión del proceso electoral gracias a la designación de nuevos miembros del TAD. Según le cuenta Maté al hijo de Villar, Méndez de Vigo le habría dicho a Aparicio que no deberían preocupar los cambios en el TAD, “que son personas que tiene controladas”. Otras conversaciones, en la que se menciona a Enrique Cerezo, presidente del Atlético, al expresidente del Barcelona Joan Gaspart, o al actual director general azulgrana, Albert Soler que fue director y presidente del CSD, también reflejan esa línea. Ante este último, Lete niega que pueda manejar al TAD, pero Soler insiste en que sí.

 

Más información