Rosalía, sensualidad y un toro mecánico en el vídeo de la controvertida ‘Hentai’

La artista catalana publica el nuevo videoclip de la era ‘Motomami’, una balada incluida en el álbum que se publica este viernes 18 de marzo

Un fotograma de 'Hentai', el nuevo videoclip de Rosalía.
Un fotograma de 'Hentai', el nuevo videoclip de Rosalía.

Hace justo dos meses, el pasado 16 de enero, Rosalía ya dejó entrever el carácter de su nueva era Motomami con el adelanto de Hentai, una de las baladas del nuevo disco que publica este viernes 18 de marzo. Aquel “Te quiero ride / Como a mi bike” (que vendría a traducirse como quiero montarte como a mi bici), en un vídeo subido a TikTok, en el que durante 25 segundos canta una parte de la canción subida en un teleférico, en un ambiente nevado, pondría tierra de por medio con El mal querer (2018), trabajo que la catapultó a la fama mundial. Después de su bachata con The Weeknd en La fama, esta era la segunda vez que había noticias del rumbo que iba a tomar la catalana.

En cuanto la letra, un vocabulario mucho más urbano, con la inclusión de muchas palabras en inglés y, sobre todo, muy metafórico. Si se lee entre líneas, la letra que han escrito entre Pharrell Williams —estrella de talla mundial al que muchos recordarán por Happy, Get Lucky o Blurred Lines—, la artista catalana y su hermana Pilar, está cargada de un contenido sexual y sensual. El videoclip sigue el mismo patrón.

Rosalía fotografiada en febrero en Barcelona, con chaqueta de cuero de Prada y vestido de Balenciaga.Foto: GORKA POSTIGO | Vídeo: G. BATTISTA / A. GARCIA / E. ORTIZ

Dirigido por el cineasta Mitch Ryan, Rosalía aparece al principio del vídeo en un prado verde bañado por la golden hour, hora en la que se pone el sol y tiñe el paisaje de naranja. Hasta que cada vez oscurece más, termina por caer la noche y la catalana se monta en un toro mecánico. Mientras tanto canta: “Yo la batí / Hasta que se montó. / Lo segundo es chingarte / Lo primero es Dios”. El otro escenario que aparece en el vídeo es un rodeo estadounidense, donde Rosalía yace en una cama en el centro de la pista. En ella, exhibe distintas posturas dentro y fuera del colchón, revolcándose también entre la arena rojiza, por la que se pasea un caballo blanco.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Esta es una de las varias canciones de corte lento que incluye Motomami, donde Rosalía muestra la potencia de su registro vocal y su dominio del falsete, incluyendo también adornos, como trinos. La producción musical, en la que han trabajado nueve personas —entre ellas también Pharrell Williams— suena más industrial y más agresiva a medida que avanza la canción, y a los acordes de piano se le acaban sumando los instrumentos de cuerda y una percusión explosiva.

Después de La Fama, Saoko y Chicken Teriyaki, este es el cuarto videoclip del álbum Motomami. Como previa a su lanzamiento, dos días antes Rosalía recitó la letra de la canción a modo de poema en sus redes sociales. Un adelanto atrevido, con polémica, en el que la catalana demuestra que se puede combinar sexo y religión en una misma balada.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS