Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pharrell Williams amenaza a Donald Trump con acciones legales por usar la canción ‘Happy’ sin su consentimiento

El cantante ha criticado al presidente de EE UU por usar una canción tan alegre horas después de la matanza en una sinagoga en Pittsburgh

De izquierda a derecha: Pharrell Williams y Donald Trump, en 2018.
De izquierda a derecha: Pharrell Williams y Donald Trump, en 2018. GTRESONLINE

El sábado pasado, el presidente Donald Trump, realizó un mitín en Illinois (oeste de Estados Unidos), en plena campaña para las elecciones legislativas del próximo 6 de noviembre. El evento, que se llevó a cabo horas después de la masacre en una sinagoga en Pittsburgh (Pensilvania), estuvo acompañada por la música de la canción Happy (que significa "feliz", en su traducción al español) de Pharrell Williams, algo que no sentó bien con el cantante.  

"Pharrell no le ha otorgado y no le otorgará permiso para tocar o difundir públicamente su música", arranca una carta enviada el pasado lunes al despacho del mandatario de parte de Howard King, abogado del artista. "El día del asesinato en masa de 11 seres humanos de manos de un nacionalista loco, usted tocó la canción Happy ante una multitud en un evento político en Indiana", continúa el escrito difundido por el diario británico The Guardian. "No hubo nada 'feliz' respecto a la tragedia infringida a nuestro país el sábado y no se concedió ningún permiso para el uso de esta canción para este propósito", aclara el letrado.

Este tipo de carta (cease and desist letter) funciona como una advertencia. En caso de que el presidente estadounidense continuara utilizando la canción en actos públicos, el cantante de R&B, de 45 años, podría iniciar acciones legales por violación a los derechos de autor. 

La tragedia a la que se refiere King en el escrito es la matanza ocurrida el pasado sábado en el centro religioso El árbol de la vida, durante la celebración del sabbat, el día sagrado en la semana judía. El hecho desembocó en la muerte de 11 personas, algo que no evitó que Trump continuara con su campaña política. El neoyorquino se planteó la idea de cancelar el mitín, pero finalmente decidió continuar con lo planeado. "No podemos dejar que el mal cambie nuestra vida y nuestra agenda", declaró el presidente a medios locales, como la cadena CBS

La carta de Williams sigue el camino de la que presentó Steven Tyler, líder de la banda Aerosmith, en agosto pasado, por el uso de su canción Livin’ On The Edge. En tal ocasión, los abogados del cantante de 70 años, enviaron una carta, recogida por The Guardian, que leía: "El señor Trump está creando la falsa impresión de que nuestro cliente ha dado su consentimiento para el uso de su música, e incluso que respalda su presidencia". Tyler ya había advertido al presidente sobre el uso de su música durante su campaña presidencial en 2015, y no ha sido el único. Dentro de los otros músicos que han prohibido al mandatario utilizar sus canciones se incluyen Adele, Neil Young, los Rolling Stones y Queen. 

En España también ha habido artistas que han reaccionado ante el uso de sus canciones por parte de partidos políticos. El más reciente fue Coque Malla, quien en lugar de quejarse por el uso de su tema por parte del partido de extrema derecha Vox, eligió recordarles que la canción trataba de una pareja homosexual. "No sé si VOX España, el partido de ultra derecha que ha utilizado sin permiso (tienen perfecto derecho a hacerlo, qué le vamos a hacer) mi canción No puedo vivir sin ti en uno de sus mítines, sabe que media España piensa que es una canción dedicada a la cocaína. Lo digo porque igual han metido un poco la pata", comienza una publicación del cantante a principios de octubre, en su cuenta de Facebook. "Pero no se preocupen, señores de Vox, la otra media, sabe la verdadera inspiración de la canción, que no es otra que la relación homosexual entre dos amigos gays muy queridos, que lo pasaron realmente mal por culpa de la intolerancia y de la estupidez homófoba", resaltó. 

Tammbién Macaco se quejó del uso de su canción Seguiremos en uno de los mitines del Partido Popular en 2015. "No son los únicos [los del PP], otros partidos también lo han hecho con mis canciones, sin permiso alguno, harto, indignando... Harto de políticos, de todosss!!!! Hablan de justicia y roban y roban sin piedad!!!!", se descargó el barcelonés en las redes sociales. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >