El reformista se cobró las obras llevándose una moneda visigoda oculta en una vivienda de León

La Policía recupera dos tremises históricos descubiertos en una casa leonesa y en un pueblo de Ciudad Real

Monedas visigodas de oro de gran valor histórico recuperadas en León y en Saceruela (Ciudad Real).
Monedas visigodas de oro de gran valor histórico recuperadas en León y en Saceruela (Ciudad Real).Policía Nacional

Una moneda de oro acuñada durante el reinado del visigodo Sisebuto, que gobernó entre los años 612 y 621, ha permanecido oculta durante siglos en una vivienda de León hasta que fue hallada casualmente durante unas obras. El descubridor, en vez de entregarla a las autoridades, se la quedó, pero la Policía Nacional ya ha conseguido recuperarla. Los expertos en numismática le conceden un gran valor al hallazgo, ya que incluye una referencia a “Iliocrici”, la actual Lorca (Murcia). La Policía Nacional, que ha dirigido el operativo para recuperar este importante legado histórico, informa de que este tremís de oro “cuenta con la excepcionalidad de que se trata de una variante onomástica desconocida hasta ahora, lo que incrementa notablemente su valor”.

Los agentes conocieron que una persona, que estaba realizando obras de reforma en un domicilio de León, había hallado la moneda. La Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía Nacional consiguió localizarlo y le citaron en comisaría, donde hizo entrega de la pieza, que ha sido depositada en el museo provincial. Las características que decoraban este tremís encontrado en León eran más habituales en la región cartaginesa del reino visigodo, con capital en Cartagena, y que abarcaba desde el Mediterráneo hasta el interior de la actual Castilla-La Mancha.

Las autoridades han difundido este descubrimiento junto a un suceso similar en Saceruela (Ciudad Real, 570 habitantes). En este caso la recuperación se produjo gracias a los rastreos recurrentes que la Policía Nacional, según explican portavoces del cuerpo, realiza en redes sociales en busca de algún usuario que cuelgue fotos o anuncios de esta clase de tesoros de elevada relevancia. Un portavoz policial detalla que en este caso la persona que la había encontrado había preguntado en Facebook si alguien sabía de qué tipo de pieza se trataba y qué precio podría alcanzar en el mercado. Los agentes consiguieron encontrar al implicado y hacerse con la moneda.

Las investigaciones han revelado también que este tremís, igualmente de época visigoda, se acuñó para intentar imitar a piezas similares romanas o bizantinas. Una hipótesis es que podría intentar replicar a una similar del reinado de Anastasio I, entre 491 y 518, y corresponderse así con los visigodos Alarico II, Gesaleico o Amalarico.

El catedrático jubilado de Arqueología, Epigrafía y Numismática de la Universidad de Valladolid Tomás Mañanes explica que el topónimo de Lorca en la moneda leonesa le otorga “mayor peculiaridad”, porque es poco habitual que incluyan estas referencias. Según este especialista, son el equivalente a “billetes de 500 euros” en el sentido de que eran restringidas a pagos grandes que apenas podían realizar las élites visigodas. En esos momentos, las pequeñas transacciones se efectuaban mediante trueques o pequeñas monedas de bronce de origen romano. Este pueblo del norte de Europa, relata el catedrático retirado, acuñaba piezas de oro y plata, pero no de bronce, de ahí que se heredaran las del Imperio. “Las personas normales tenían una economía de subsistencia y no se relacionaba económicamente con esta clase de niveles”, destaca el experto, que detalla que un uso común de estos tremises era el pago de “bodas o bautizos en el ámbito religioso”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Juan Navarro

Colaborador de EL PAÍS en Castilla y León, Asturias y Cantabria desde 2019. Aprendió en esRadio, La Moncloa, en comunicación corporativa, buscándose la vida y pisando calle. Graduado en Periodismo en la Universidad de Valladolid, máster en Periodismo Multimedia de la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS