Halyna Hutchins, la prometedora estrella de la fotografía cinematográfica que se apagó de un disparo

La directora de fotografía ucrania, que se crio en una base soviética en el círculo polar Ártico, había despuntado como una nueva estrella en el campo de la dirección de fotografía

La directora de fotografía Halyna Hutchins, en la fiesta inaugural del Festival de Cine de Sundance 2018 en Park City, Utah.
La directora de fotografía Halyna Hutchins, en la fiesta inaugural del Festival de Cine de Sundance 2018 en Park City, Utah.Mat Hayward (Getty)

En un set, el director de fotografía es quien presta sus ojos al realizador. A Halyna Hutchins, la directora de fotografía de Rust, este empeño le ha costado la vida. Según la investigación policial, fue un disparo de un arma de fogueo que en ese momento utilizaba para la filmación el actor y también productor de la cinta, Alec Baldwin, el que acabó con la vida de esta ucraniana de 42 años y que también hirió al realizador Joel Souza. El accidente tuvo lugar en el Rancho Bonanza Creek, en Santa Fe (EE UU), localización habitual de numerosos wésterns —desde El hombre de Laramie (1955) a Cowboys & Aliens (2011) o El tren de las 3:10 (2007)—, como el que en ese momento estaban rodando. La muerte de esta “soñadora incansable”, como ella se describía en las redes sociales, ha sido recibida con consternación en una industria en la que, pese a los años pasados desde accidentes similares, como el que sesgó la vida de Brandon Lee en 1993, estos incidentes se siguen produciendo. Y también con recordatorios al trabajo de una de las pocas directoras de fotografía en un sector de la industria ampliamente dominado por los hombres.

La carrera de Hutchins ha sido breve, aunque fue descrita en 2019 en la revista American Cinematographer como una nueva estrella en el campo de la dirección de fotografía. Ya en ese momento Halyna se reía de su preparación, fruto de la nada en la que se crio en una base militar soviética en el círculo polar Ártico “rodeada de renos y de submarinos nucleares”, según su página web.

Sin mucho más que hacer, esta “amante de la adrenalina”, según sus palabras, se hizo con una cámara y rodó sus propias experiencias en deportes de riesgo como paracaidismo o espeleología. Sus estudios en Inglaterra la desviaron al periodismo internacional, pero ese solo un desvío para volverse a encontrar con la cámara, rodando documentales en Europa del Este. Ahí surgió su deseo de buscar la narrativa y la luz de sus personajes. Su sueño era encontrar su Wong Kar-wai, director que admiraba y con el que aspiraba a trabajar. Para ello, ya en Estados Unidos, hizo de todo con tal de estar en un rodaje. Asistente de producción, parte del equipo de electricistas, hasta trabajó en fotografía de moda con tal de ir aprendiendo a la vez que se abría camino entre cortometraje y cortometraje.

Muchos de los que conoció en este periplo son los que ahora la recuerdan en redes retratando a una mujer incansable con ganas de comerse el mundo. “Siempre recordaré el día que nos conocimos, nuestras aventurillas juntos y la última vez que te vi, tomándonos un mezcal”, rememora el realizador mexicano Rodrigo Iturralde en su página de Facebook. “Solo espero que todo esto no sea verdad y que algún día rodemos una película en Kamchatka”, aún desea quien la conoció durante el rodaje del piloto de The Providers. Haly, como la llamaban sus amigos, también se ha quedado con el apodo de “estrella rockera de la fotografía”, según recuerda su amiga y compañera de profesión Elle Schneider, siempre con sus vaqueros raídos, pelo corto, cazadora de cuero negro, en busca del mejor ángulo.

“Es DEVASTADOR”, escribió con mayúsculas en redes la directora de reparto Sidra Smith que trabajó con Hutchins en la serie de televisión de Vanessa Williams A Luv Tale. Habían hablado justo antes de que Halyna comenzara el rodaje de Rust. “Estaba tan contenta y yo también. El trabajo es muy difícil para las mujeres que se dedican a la cinematografía y esta era una GRAN oportunidad”, añadió del tiempo que pasó junto a esta profesional casada y con un hijo.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Armas de fogueo

Además de aquellos con los que trabajó, como Joe Manganiello, que protagonizó el filme Archenemy donde Hutchings fue la directora de fotografía y que también se sumó a los mensajes de pesar, son muchos más los que recuerdan una prometedora carrera. Entre ellas la compañera de profesión y primera mujer candidata al Oscar en la categoría de mejor fotografía, Rachel Morrison. “Estoy destrozada. Especialmente porque no me cabe la menor duda de que esta tragedia podía haberse evitado”, afirmó en su página de Instagram antes de añadir: “No hay razón alguna para utilizar armas de fogueo cuando no cuesta nada añadir el tiro en post[producción]”.

La muerte de Hutchins está siendo investigada como un accidente sin que por el momento se hayan presentado cargos. El silencio de Baldwin, candidato al Oscar por The Cooler y con una larga carrera en Hollywood, quedó roto el viernes por la tarde cuando en un par de mensajes en Twitter expresó su “shock y tristeza” ante este trágico accidente y añadió que estaba cooperando con la policía en la investigación y en estrecho contacto con la familia de la fallecida.

La amiga del actor, la intérprete Debra Messing, pidió también en Twitter un respeto por el protagonista de 30 Rock en medio de este dolor por la fallecida. “A él le dieron un arma que utilizó en la escena. Entonces ocurrió algo catastrófico”, señaló. Los llamamientos al cese del uso de las armas en los rodajes son tan numerosos como los recordatorios a Halyna, su obra y su persona. Especialmente cuando empiezan a publicarse en algunos medios informaciones filtradas de un correo electrónico interno del sindicato de trabajadores de Hollywood donde se indica que la muerte pudo deberse a la descarga accidental de munición real.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS