Roberto Benigni recibirá el León de Oro a la carrera del Festival de Venecia

El certamen destaca el talento, la “exuberancia, la impetuosidad y la alegría apasionada” del actor y director de ‘La vida es bella’

El actor Roberto Benigni durante la Berlinale, en febrero de 2020.
El actor Roberto Benigni durante la Berlinale, en febrero de 2020.MICHELE TANTUSSI (Reuters)

Roberto Benigni recibirá este año el León de Oro a la carrera del Festival de Venecia. Y lo ha comentado a su manera, con ese ímpetu que siempre le ha acompañado en todos sus proyectos y que el público tan bien conoce. “Mi corazón rebosa de alegría y gratitud. Es un honor inmenso recibir un reconocimiento tan elevado”, ha declarado el actor y director en el comunicado con el que La Mostra ha anunciado, este jueves, el galardón. El certamen de cine más antiguo del mundo celebrará su 78ª edición del 1 al 11 de septiembre.

Más información
En busca del Pinocho perfecto
Entrevista con Roberto Benigni de junio de 2009

El creador italiano, de 68 años y nacido en Castiglion Fiorentino, es célebre sobre todo por La vida es bella, su película más premiada y aplaudida, aunque también odiada. La obra, que escribió, dirigió e interpretó, recibió el Gran Premio del Jurado en el Festival de Cannes de 1998 y ganó tres Oscar al año siguiente: mejor filme extranjero, mejor banda sonora y mejor actor, para el propio Benigni. La vida es bella cuenta la historia de una familia que acaba encerrada en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial y de cómo el padre construye un relato alternativo, entre la fábula y el juego, para que el hijo no se dé cuenta de la tragedia que están sufriendo. El largo fue un éxito de público y de (muchas) críticas; también hubo detractores, sin embargo, que le acusaron de frivolizar el Holocausto.

Roberto Benigni, Nicoletta Braschi y Giorgio Cantarini, en un fotograma de 'La vida es bella'.
Roberto Benigni, Nicoletta Braschi y Giorgio Cantarini, en un fotograma de 'La vida es bella'.

Alberto Barbera, director artístico del Festival de Venecia, dice en el comunicado: “Ya desde sus comienzos, marcados por una ráfaga de viento innovador e irrespetuoso con las reglas y las tradiciones, Benigni se ha afirmado en el panorama del espectáculo italiano como una figura de referencia, sin precedentes ni parangón. Alternando sus apariciones en escenarios teatrales, platós de cine y de televisión, con resultados sorprendentes, ha triunfado gracias a su exuberancia e impetuosidad, la generosidad con la que se entrega al público y la alegría apasionada que constituye tal vez el elemento más original de sus creaciones”.

Benigni también ha dirigido y protagonizado filmes como Johnny Palillo o Soy el pequeño diablo; ha colaborado con cineastas como Federico Fellini, Matteo Garrone, Bernardo Bertolucci, Woody Allen o Jim Jarmusch y, desde 1987, ha trabajado codo con codo con su esposa, la también actriz Nicoletta Braschi, coprotagonista de todos sus filmes y responsable junto con él de la productora Melampo, con la que han sacado adelante sus largos. Entre las últimas apariciones del actori y director en la gran pantalla destaca Pinocho, de Garrone, donde interpreta a Gepetto, después de que él mismo rodara, años antes, otra adaptación del clásico de Carlo Collodi en la que encarnaba a Pinocho. En su país, el actor también es muy conocido por sus monólogos cómicos y por interpretar en la televisión pública la Divina Comedia de Dante Alighieri, que representó en horario de máxima audiencia con enorme éxito.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS