Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sabina abandona la UCI y continúa su recuperación tras ser operado por un hematoma craneal

El artista sufrió una grave caída el pasado miércoles durante un concierto con Serrat en Madrid. Su representante afirma que no habrá más partes médicos sobre su evolución

Sabina noticias
Joan Manuel Serrat llega el pasado viernes al Hospital Rúber Internacional de Madrid para visitar a su amigo Joaquín Sabina. GTRES

Joaquín Sabina ha abandonado este lunes la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Ruber Internacional de Madrid, donde prosigue su recuperación tras la grave caída que sufrió el pasado miércoles durante un concierto junto a Joan Manuel Serrat en Madrid, según ha confirmado a la agencia Efe el representante del artista, José Navarro, conocido como Berry. Este también ha avanzado que "no habrá" más partes médicos por parte de la familia del artista respecto a su evolución. El cantante y compositor fue operado el pasado jueves por un hematoma intracraneal.

Este pasado domingo, Berry confirmó que el estado de salud de su representado evolucionaba "en la línea esperada". "Todo va correctamente", comentó. Durante el concierto que ofrecía el 12 de febrero en el WiZink Center de Madrid, Sabina cayó al foso desde el escenario, a una altura aproximada de 1,70 metros, y aquejado de un fuerte dolor en el hombro hubo de interrumpir y posponer su actuación.

Tras los exámenes pertinentes, se diagnosticó que presentaba un "traumatismo de hombro izquierdo, torácico y craneoencefálico", así como un "pequeño coágulo" del que fue intervenido sin complicaciones a la mañana siguiente. Ya entonces se señaló que el artista pasaría al menos 48 horas en observación por su historial clínico y las diversas afecciones sufridas durante estos años, especialmente desde el derrame cerebral que padeció en 2001.

El músico se cayó cuando había transcurrido media hora de concierto y cuando Sabina empezaba a presentar Mediterráneo, uno de los temas más conocidos de Serrat. El espectáculo estuvo detenido unos 20 minutos, mientras las asistencias médicas realizaban las primeras exploraciones. Después, el artista volvió ante el público, sentado en una silla de ruedas empujada por Serrat, y prometió a los 12.000 seguidores que regresarían el 22 de mayo al mismo recinto. "Estas cosas solo me pasan en Madrid", dijo, en referencia a otros dos accidentes que sufrió en el Wizink Center en los últimos años.

Sus dos anteriores percances en el WiZink Center se remontan a 2014 y 2018. El 13 de diciembre de hace seis años Sabina acortó su concierto, afectado por un ataque de pánico o, en sus palabras, un "vahído" que había sufrido antes de comenzar la actuación, como reveló después. Y en junio de 2018 volvió a abandonar el mismo recinto madrileño tras quedarse "totalmente mudo", como explicó en ese momento su amigo y colaborador Pancho Varona desde el escenario.

El concierto del pasado miércoles en Madrid era el cuarto y último de los previstos en la capital dentro de la gira No hay dos sin tres, todos con las entradas agotadas con mucha antelación. Las tres actuaciones anteriores transcurrieron con normalidad, aunque la del 20 de enero empezó 15 minutos tarde y entre disculpas porque el vídeo con que comienza el espectáculo —y en el que Serrat y Sabina aparecen caracterizados de aviadores— se paró y reinició un par de veces.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información