Christopher Nolan

Cineastas y productores de Hollywood protestan contra la decisión de Warner de estrenar sus películas ‘online’

“Nos fuimos a dormir trabajando para el mejor estudio de cine y nos despertamos para descubrir que trabajábamos para el peor servicio de ‘streaming”, dice Christopher Nolan

Christopher Nolan, con el actor John David Washington en el rodaje de 'Tenet'.
Christopher Nolan, con el actor John David Washington en el rodaje de 'Tenet'.Foto: Cordon

Christopher Nolan está dolido. Al final de la primera ola luchó porque su última película, Tenet, se estrenara en salas. Y al final, lo logró, empujando de paso al estudio Warner Bros. para que fuera la major que más filmes sacaba en los cines, recién abiertos y necesitados de producto. Pero el anuncio el jueves de que Warner estrenará sus 17 grandes blockbusters en salas y a la vez en streaming en su plataforma HBO Max (disponible actualmente solo en EE UU) ha provocado que creadores como Nolan o Denis Villeneuve se revuelvan contra ese movimiento: el cineasta ha acusado a Warner de no respetar la voluntad de cineastas, productores y otros creativos al tomar esa decisión, que el estudio califica de temporal y justifica por la pandemia.

“Lo que hay ahora en nuestro negocio es un gran uso de la pandemia como excusa para sacar ventajas a corto plazo. Y es realmente lamentable”, declaraba Nolan en una entrevista en la publicación Entertainment Tonight. Nolan explicó que el estudio cinematográfico, con el que ha trabajado en los últimos años, tomó la decisión de manera unilateral y sin contar con los equipos involucrados en la creación de las películas. “Hay tanta controversia en torno a eso porque no se lo dijeron a nadie”, asegura. “Algunos de los cineastas más importantes de nuestra industria y las estrellas de cine se fueron a la cama la noche anterior pensando que estaban trabajando para el mejor estudio de cine y se despertaron para descubrir que estaban trabajando para el peor servicio de streaming”, añadió Nolan en un comunicado posterior para The Hollywood Reporter.

La estrategia, después de incontables atrasos y aplazamientos de estrenos, ha sacudido a los cines y afecta a proyectos de gran presupuesto como la nueva Dune, la cuarta entrega de Matrix, Godzilla contra Kong y El escuadrón suicida. “Es muy, muy, muy, muy caótico. Va de cómo tratas a los cineastas, a las estrellas y a las personas que han dado mucho por estos proyectos. Merecían que se les consultara y se les hablara sobre lo que iba a pasar con su trabajo”, añadió.

Curiosamente, quien no protestó en su momento fue el equipo de Wonder Woman 1984, de la que ya hace tiempo se sabía iría a salas y HBO Max en EE UU el 25 de diciembre. The New York Times desvela que Warner habló con la directora Patty Jenkins y la actriz Gal Gadot sobre este movimiento, y que además recibieron 10 millones de dólares, cada una, como retribución: hay una nueva secuela en ciernes y es mejor no molestarlas.

Sobre Tenet hay disparidad de opiniones acerca de su carrera comercial. En EE UU, donde casi todas las salas estaban cerradas, solo recaudó 57,4 millones de dólares; en cambio, en el resto del mundo superó los 300 millones. Warner ha decidido cambiar de estrategia, y en ese movimiento ha arrastrado a otras productoras, como Legendary Entertainment, que financió el rodaje de Dune y que estudia presentar una demanda contra los estudios porque no participó en la decisión. Según Variety, el director de Dune, Denis Villeneuve —otro peso pesado de la industria— también está “decepcionado” con la estrategia de los estudios de Hollywood y prefiere un lanzamiento tradicional. Legendary está detrás de Dune (con un presupuesto de 175 millones de dólares, y de Godzilla contra Kong (160 millones), y según esta última publicación, estaría negociando un acuerdo más generoso con Warner por los cambios en la distribución que si no llega a buen término podría materializarse en una demanda esta semana. En cuanto a James Gunn, director de Escuadrón suicida, también ha manifestado su enfado. De fondo, como subraya The New York Times, está el dinero: muchas estrellas —por ejemplo, el reparto de Dune— han firmado contratos menos suculentos a cambio de un porcentaje de la taquilla... una recaudación en salas que ahora será más baja con el estreno simultáneo en HBO Max. A ellos también habrá que compensarles.

Más información

Lo más visto en...

Top 50