Warner Bros

Warner estrenará en 2021 sus películas a la vez en salas y en ‘streaming’

La compañía, propietaria de la plataforma HBO Max, justifica la medida por el cierre de los cines por la pandemia

Una imagen de 'Godzilla vs. Kong', que se estrena en 2021.
Una imagen de 'Godzilla vs. Kong', que se estrena en 2021.

Con la mayoría de los cines cerrados en Estados Unidos, Warner Bros ha anunciado este jueves que todas las películas cuyo estreno tiene programado para 2021 se lanzarán a la vez en su plataforma de streaming HBO Max —de momento, solo disponible en EE UU— y en las salas abiertas tanto nacional como internacionalmente. La inédita medida, tomada en “tiempos sin precedentes” que “exigen soluciones creativas”, intenta hacer frente a las restricciones sociales forzadas por la pandemia del coronavirus y que no parecen encontrar una salida para la industria cinematográfica en el corto plazo, con los casos disparados en EE UU y Canadá. El anuncio se ha interpretado como un preocupante precedente para la industria de la exhibición cinematográfica en todo el mundo.

La decisión afecta al menos a 17 títulos, que representan más de 1.000 millones de dólares en costos de producción (823 millones de euros). La lista de películas incluye algunas de gran presupuesto y que han generado una aún mayor expectación, como Escuadrón suicida, Godzilla contra Kong, Dune, The Matrix 4, una precuela de la serie Los Soprano o la adaptación al cine del musical de Lin-Manuel Miranda En un barrio de Nueva York (In The Heights). Las producciones se podrán ver en HBO Max durante el primer mes tras su estreno. Después serán retiradas del servicio de streaming y seguirán en los cines hasta que cumplan el período normal de exhibición. Posteriormente, podrán verse otra vez desde casa. No está claro cómo cambiará esa medida a los acuerdos entre la major (gran estudio) y los exhibidores de cine, que ven seriamente afectado su modelo de negocio en esta nueva normalidad.

“Sabemos que el nuevo contenido es el alma de la exhibición en los cines, pero tenemos que equilibrar esto con la realidad de que la mayoría de las salas probablemente operarán en bajo rendimiento en 2021”, informó la consejera delegada de Warner Bros, Ann Sarnoff, en un comunicado. Los ejecutivos de la compañía aclaran que este plan es solo por un año y debido a la pandemia, en un intento por despejar las dudas sobre si cambiarán su modelo de negocio definitivamente a partir de ahora. “Nuestro contenido es extremadamente valioso, salvo cuando permanece oculto”, añadió Jason Kilar, director ejecutivo de WarnerMedia. “Creemos que este enfoque sirve a nuestros seguidores, apoya a los exhibidores y cineastas y mejora la experiencia de HBO Max”.

En un año con las salas de cine cerradas, los estudios están intentando ingeniárselas para sobreponerse al otoño sin taquillazos para adultos. Warner Bros ya retrasó Wonder Woman 1984, que se estrenará en salas y HBO Max el 25 de diciembre. Con la superproducción Dune, versión del clásico de la ciencia ficción de Frank Herbert que ya adaptó al cine David Lynch en 1984, prefirieron no jugársela y tras varios retrasos en su estreno, pasó de lanzarse el 18 de diciembre al 1 de octubre de 2021.

Andy Forssell, máximo responsable de HBO Max Global, ha anunciado este jueves en el transcurso de una charla en la Web Summit, celebrada en Lisboa, que los servicios de streaming de HBO disponibles en Europa empezarán a actualizarse a HBO Max en la segunda mitad de 2021, lo que incluiría España.

Warner Bros no es la única compañía que ha cambiado su modelo de negocio en el negro panorama que vive la industria cinematográfica. Aunque curiosamente en España era la única major que estaba estrenando con regularidad en salas. Disney lanzó Mulan en su plataforma de streaming Disney +, pero sin incluirla como parte de la suscripción. Para ver la película, el usuario debía pagar 30 dólares (24,7 euros). La compañía fijó el coste considerando que era probable que una familia, que antes habría pagado varias entradas en el cine, ahora la viera reunida en su salón.

Universal adoptó una decisión similar en abril y sacó Trolls World Tour en los cines y on line al mismo tiempo. También requería que se comprara directamente la película, ya que no estaba disponible dentro de un paquete de suscripción a ninguna plataforma. En julio, Universal alcanzó un acuerdo con la cadena AMC Theatres para reducir la cantidad de días que las películas debían exhibirse en los cines antes de estar disponibles en Internet. Antes de la pandemia, los estudios solían esperar 90 días en Estados Unidos para estrenar en plataformas sus principales películas después del estreno en salas. En España se llega a 112 días.

Lo más visto en...

Top 50