CINE

James Bond aplaza el estreno de ‘Sin tiempo para morir’ hasta abril de 2021

La decisión deja a los cines sin ninguna superproducción para este otoño, después de que Disney decidiera reservar también para el próximo año ‘Viuda negra’ y la nueva versión de ‘West Side Story'

Daniel Craig en un fotograma de 'Sin tiempo para morir'. En vídeo, tráiler de la película.

Sin tiempo para morir (No Time To Die), la última película de la franquicia James Bond, volverá a aplazar su estreno hasta el 2 de abril de 2021, en principio previsto para el 11 de noviembre, por culpa de la pandemia del coronavirus que ya obligó a reprogramar su lanzamiento para finales de este año.

La decisión de retrasar el estreno hasta 2021 deja a los cines sin ninguna superproducción para este otoño, después de que Disney decidiera reservar también para el próximo año Viuda negra (Black Widow) y la nueva versión de West Side Story, rodada por Steven Spielberg.

“Entendemos que la demora será decepcionante para nuestros seguidores pero ahora esperamos compartir Sin tiempo para morir el próximo año”, explicaron los estudios Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) sobre la decisión, tomada con el objetivo de que el filme, con un presupuesto de 200 millones de dólares, se proyecte en cines.

En marzo, cuando la pandemia del coronavirus estalló, los fundadores de dos de los clubes de fans más populares de James Bond publicaron una carta abierta a los productores de la película en la que pedían que se retrasara la salida de la cinta protagonizada por Daniel Craig. “Es el momento de poner la salud pública por delante de las agendas”, señalaba esa misiva.

Así, la cancelación de Sin tiempo para morir iniciaba una cadena de aplazamientos que ha dejado paralizada la actividad cinéfila de 2020. La única película de alto presupuesto que ha llegado a los cines este verano es Tenet, de Christopher Nolan, con un lanzamiento irregular que apenas logró cubrir costes (207 millones de dólares) tras varias semanas en taquilla.

En cambio, Disney tiró la toalla y lanzó Mulán por su plataforma de streaming a cambio de un precio que partía de los 30 dólares estadounidenses -y variaba según países-, pero que no ha convencido, dado que no repetirá el modelo con otras producciones. Aún queda por saber qué pasará con Soul, la esperada película animada de Pixar que se mantiene en el calendario para el 20 de noviembre, así como con Wonder Woman 1984 y la nueva Dune, fijadas para un mes de diciembre completamente incierto.

Más información

Lo más visto en...

Top 50