Pablo Berger salta a la animación con ‘Robot Dreams’

El director de ‘Blancanieves’ adapta una novela gráfica de Sara Varon, protagonizada por un perro y su autómata, y sin diálogos

Primera imagen de 'Robot Dreams', de Pablo Berger.
Primera imagen de 'Robot Dreams', de Pablo Berger.

Pablo Berger prosigue en su camino de conformar una de las filmografías más eclécticas del cine español. Y ahora le toca a nuevo formato: la animación. Berger, director de Torremolinos 73 (2003), Blancanieves (2012) y Abracadabra (2017), está trabajando en la adaptación de Robot Dreams, la novela gráfica de 2007 de Sara Varon, la historia de amistad entre un perro y su robot, y los recuerdos de esa relación. Berger vuelve a contar con el respaldo de Arcadia Motion Pictures para una producción que el cineasta califica de “otro triple salto mortal”. Lleva ya meses en el proyecto, y el pasado viernes estaba a su lado trabajando José Luis Agreda como director de arte, una faceta en la que dejó claro su talento —su faceta como ilustrador es sobradamente conocida— en Buñuel y el laberinto de las tortugas. “En realidad”, confiesa Berger, “estoy en la animación por la historia, por la novela gráfica”. En un viaje a Chicago, donde iba a ser jurado de su festival de cine, Berger quedó en una escala en Nueva York —ciudad en la que vivió durante una década— para charlar con Varon y convencerla de que le vendiera los derechos. “Yo ya estoy acostumbrado al no. Así que desde ahí lancé la propuesta y mi intención sobre su obra. Creo que le convenció mi apasionamiento”, recuerda. “Me dijo que sí, y ahí comenzó la negociación con sus agentes. Pero en aquel café en común sentí complicidad”. Y se lanzó a ello desde la pandemia: “El proyecto se puso en marcha justo cuando llegó el primer estado de alarma”.

Berger quiere que la película, al menos en su ambientación, sea un homenaje al Nueva York en el que vivió, el de los años ochenta. “La idea es respetar el espíritu de Sara, porque en animación el corazón está en la historia. Habla de la amistad, y de su fragilidad, con mucho humor y emoción. Esos ingredientes y sus personajes van a estar”, asegura. “Sin embargo, yo advertí a Sara que quería que Nueva York tomara más protagonismo que en sus páginas. No soy muy nostálgico... pero esta vez lo seré. El guion lo he escrito yo, Sara nos dio carta blanca, y tras ver el primer nuestro teaser tráiler me escribió contando que estaba fascinada. El equipo siente que la autora está detrás”. Gráficamente se mantendrá fiel a la línea clara de Varon. “Yo llegué al cine desde el cómic. Los devoraba. Incluso, mi primer corto, Mama, estaba basado en una historieta de Philippe Vuillemin. José Luis y yo estamos todo el rato repitiendo lo de la línea clara, el trazo de Sara... Y amamos el diseño de sus personajes. Van a variar los fondos, que serán tridimensionales para acercarnos a aquel Nueva York”.

Para el cineasta bilbaíno, si en alguna otra de sus películas va a asemejarse Robot Dreams es a Blancanieves, “porque, como ocurre en el libro, habrá cero diálogos”. Y explica: “Lo que más me interesa del cine es escribir con imágenes, y usar la música, y por ello quería volver a una experiencia especial como al proceso de creación de Blancanieves. En este caso, el último acto del libro me emocionó y me enseñó que ahí había algo. Con animales antropomórficos, robots y Nueva York, la única manera era filmar animación”. Robot Dreams tiene previsto su estreno en 2023.


Más información

Lo más visto en...

Top 50