‘Akelarre', de Pablo Agüero y ‘Courtroom 3H', de Antonio Méndez Esparza, optarán a la Concha de Oro

San Sebastián acogerá todos los episodios de la serie 'Antidisturbios', de Rodrigo Sorogoyen, y proyectará la adaptación de 'Patria', de Aitor Gabilondo

Una imagen de 'Akelarre'.
Una imagen de 'Akelarre'.Festival de Cine de San Sebastián

No compiten por los premios, al menos de momento. Pero, en el Festival de cine de San Sebastián, las series ya les disputan a las películas el trono de la expectación. Porque, en el anuncio con el que el certamen ha desvelado hoy algunas de sus principales presencias hispanoamericanas, destacan dos productos televisivos: por primera vez, el Zinemaldia estrenará una serie entera, ya que se verán los seis capítulos de Antidisturbios, de Rodrigo Sorogoyen, fuera de concurso. Y una proyección especial mostrará la esperadísima Patria, con la que Aitor Gabilondo lleva a pantalla la novela homónima de Fernando Aramburu. Ambas obras figuran en la sección oficial del certamen, que arrancará el 18 de septiembre con El festival de Rifkin, de Woody Allen, también fuera de concurso, y ambientada precisamente en la ciudad donostiarra.

Sí optarán a la Concha de Oro Akelarre, del argentino Pablo Agüero, y Courtroom 3H (Sala del Juzgado 3H), del español Antonio Méndez Esparza. Ambos directores regresan así al festival, que visitaron con anteriores obras. Y comparten, además, un trasfondo judicial. Akelarre, rodada en euskera y castellano, se inspira en un proceso por brujería que ocurrió en el País Vasco en el siglo XVII. “Los dueños del poder quieren imponer un pensamiento único, un idioma único, un dios único. Reprimen a las culturas locales, estigmatizan a las mujeres, las asesinan. Pero las mujeres cantan y bailan en el bosque, resisten… eso es Akelarre”, comentó el director en un video publicado en la cuenta de Twitter del certamen. Y Méndez Esparza, afincado en EE UU, adentra su cámara en un tribunal especial de Florida que se ocupa de asuntos relacionados con los menores de edad.

Antidisturbios y Patria también hablan de justicia, desde distintas perspectivas. La serie de Sorogoyen, producida por Movistar +, se centra en un grupo de policías antidisturbios que se enfrenta a una acusación de homicidio tras ejecutar un desahucio que se complica. El cineasta madrileño regresa así al Zinemaldia por tercera vez, tras Que Dios nos perdone (Premio del Jurado al mejor guion, 2016) y El reino (2018). Y la obra de Gabilondo para HBO Europa aborda tres décadas de la historia del País Vasco a través de los ojos de dos familias divididas por la violencia. El propio creador subrayó el “honor” de presentar en San Sebastián, su ciudad natal, una “historia tan delicada”.

La sección Zabaltegi-Tabakalera, que el certamen define como “la más abierta”, acoge el regreso de Juan Cavestany quien, tras haber participado con filmes como Gente en sitios y series como Vergüenza, presenta Un efecto óptico, “una película que enreda a Pepón Nieto y Carmen Machi en un fantástico bucle temporal”, según la descripción del propio festival; en el mismo apartado estará también Carla Simón (Verano 1993) que intercambia misivas audiovisuales con la cineasta Dominga Sotomayor en el corto Correspondencia.

Más información
Viggo Mortensen recibirá el Premio Donostia
La nueva película de Woody Allen abrirá el festival de San Sebastián

En la seccion New Directors, dedicada a primeras y segundas películas, estarán David Pérez Sañudo, con Ane, un largo rodado en euskera que habla de fronteras y comunicación entre una madre y su hija desaparecida; Isabel Lamberti, nacida en Alemania y criada entre España y Países Bajos, con La última primavera, ambientada en el barrio de chabolas de la madrileña Cañada Real; e Imanol Rayo, que presentará Hil kanpaiak (Campanadas a muerto).

Selección de las películas españolas en el Festival de Cine de San Sebastián.
Selección de las películas españolas en el Festival de Cine de San Sebastián.

La sección Perlak incluirá El agente topo, de la chilena Maite Alberdi sobre un viudo de 83 años que se infiltra como espía en una residencia de ancianos. El certamen también anuncio que, junto con Warner España, organizará un pase benéfico de El verano que vivimos, un drama romántico dirigido por Carlos Sedes.

Las novedades se suman a todos los anuncios ya realizados anteriormente por el festival. Por la Concha de Oro, también pelearán Asa Ga Kuru, de la japonesa Naomi Kawase, Verano del 85, del francés François Ozon, Druk, del danés Thomas Vinterberg e In the Dusk, del lituano Sharunas Bartas, nombres relevantes del cine de autor y todos legitimados además por el sello Cannes 2020, la etiqueta que inventó el festival francés, tras su cancelación, para ayudar a promocionar las películas que hubiera incluido en su selección. De momento, la competición se completa con la Dasatskisi, de la georgiana Dea Kulumbegashvili y Nakuko wa ineega, del japonés Takuma Sato.

También se sabe que el actor Willem Dafoe protagoniza los carteles del certamen, que Viggo Mortensen recogerá un premio Donostia y que el Zinemaldia ha reducido un 30% sus proyecciones y trasladado a Internet algunos de sus eventos. El grueso del festival, sin embargo, se celebrará en su habitual formato físico, al igual que lo hará La Mostra de Venecia, pocas semanas antes. Tras el susto, el cine vuelve a ponerse en marcha.

Sobre la firma

Tommaso Koch

Redactor de Cultura. Se dedica a temas de cine, cómics, derechos de autor, política cultural, literatura y videojuegos, además de casos judiciales que tengan que ver con el sector artístico. Es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Roma Tre y Máster de periodismo de El País. Nació en Roma, pero hace tiempo que se considera itañol.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS