La crisis del coronavirus

Bulerías flamencas por todo lo alto para celebrar a los sanitarios

Jerez homenajea a trabajadores de hospitales con ocho espectáculos flamencos en las azoteas de la ciudad

Una voluntaria de Protección Civil aplaude a Luis de Perikín, durante su actuación en una azotea de Jerez
Una voluntaria de Protección Civil aplaude a Luis de Perikín, durante su actuación en una azotea de JerezJUAN CARLOS TORO

Las campanas de la Catedral de Jerez marcaban las ocho de la tarde, y los aplausos sonaban por las azoteas del barrio de San Mateo. Al poco, mutaron al compás por bulerías. “Para que suenen las palmas como suenan ahora hay que tener el alma o ser emperaora, tener las carnes morenas y el corazón canastero”, canta Dolores de Perikín, ante un público entre el que se encuentra Herminia Álvarez, que ha roto el cruel paréntesis que el virus ha impuesto en los últimos meses. Perdió a su marido con solo 56 años y, ni por esas, paró de coser miles de mascarillas. En el caluroso atardecer de finales de junio, el flamenco que resuena bajo el cielo de Jerez va por ella y por los más de 20 sanitarios y voluntarios que asisten al espectáculo.

Lo que Álvarez vivió este pasado lunes en la impresionante azotea de los Baños Árabes Hamman no era un concierto al uso. Forma parte del rodaje de un documental que se acabará emitiendo en la Red. La modista recibió agradecida el homenaje ‘Va por ustedes’, orquestado por el Ayuntamiento de Jerez para reconocer el esfuerzo de todos los que, de una forma u otra, se han dejado la piel en la primera linea de batalla contra el coronavirus. Sanitarios, administrativos, personal de limpieza, farmacéuticos o voluntarios subirán a las azoteas monumentales de Jerez para disfrutar de ocho actuaciones de flamenco con las que el Consistorio pretende fomentar la proyección cultural de una ciudad que, con la caída del turismo ha visto mermada una de sus principales vías de subsistencia.

Luis de Perikín a la guitarra y su familia al toque, cante y baile fueron los protagonistas del primer concierto. Ante la espectacular vista de la catedral gótica de Jerez a la luz del atardecer, la familia supo convertir en un vídeo documental sobre el flamenco aquellos “pequeños homenajes de balcón que vivíamos cada tarde durante el confinamiento”, como explica el propio guitarrista, director artístico y musical de unos espectáculos que se repetirán en las próximas semanas por azoteas históricas de la ciudad, como las de Alcázar, el barrio de San Miguel o el hotel de las Bodegas Tío Pepe.

En las cubiertas de los Baños Árabes entre bulerías y catavinos de rebujito, Herminia Álvarez pudo por fin ver cara a cara a Chari García, otra modista que, desde su casa se lanzó a coser cuando la pandemia también la dejó sin encargos para la Feria de Jerez o las comuniones de mayo. “Sentíamos la necesidad de ayudar y en vez de quedarnos sin hacer nada, intentamos colaborar en lo que pudimos”, explicaba García. Que se lo digan a Álvarez a la que el virus dejó sin la posibilidad siquiera de vivir el duelo por la muerte de su marido, José María Tundidor, un policía local.

Al compás de bulerías, el enfermero José María Pérez intentaba mitigar el recuerdo de cómo estuvieron “a punto de rebasar las posibilidades” en el hospital público de la ciudad. “Hemos vivido momentos duros al ver que se nos iban los pacientes sin ni siquiera poder estar con sus familiares. Y estábamos alegres, en cada salida de un paciente de la UCI. Hemos sentido el apoyo de la ciudadanía y estamos agradecidos con este homenaje”, reflexionaba el sanitario, poco antes de prestarse a una foto de familia con las modistas, el resto del personal médico y los técnicos de protección civil que estuvieron presentes en este primer pase.

Artistas como Manuel Jero, a la guitarra, y Ané Carrasco, en la percusión —conocidos por acompañar a artistas como Capullo de Jerez, Diego Carrasco o Rosalía—, son algunos de los nombres en este ciclo en le que se dará paso también a voces jóvenes, como Sandra y Estefanía Zarzana, Manuel de Cantarote. El baile irá de la mano de Miguel Ángel Heredia y el flamenco más vanguardista llegará Joselete de Musho gitano y Juan Diego Valencia.

A todos ellos les graba Daniel Sánchez, director de fotografía dedicado a la realización de cine musical en ‘Bollywood’ al que la pandemia le ha obligado a aplazar sus rodajes. La idea es que cada uno de los pases del ciclo de las azoteas acabe publicado en la web www.flamencodejerez.org como “un documento que se guardará para siempre en forma de homenaje cantado y bailado por bulerías, como se hace en Jerez”, como explicó el concejal de Cultura, Paco Camas.

Naranja, morado y azul teñían el cielo de la casi noche de Jerez cuando la primera tarde de Va por ustedes concluyó. Apurado de copas, despedidas con el codo y muchos ojos que denotaban sonrisas bajo las mascarillas. También hubo tiempo para un recado de Pérez y sus compañeros: “Vivimos con calma tensa el desconfinamiento. Prudencia, por favor. Pedimos poco, mascarilla y distancia”. Y para la promesa de Herminia Álvarez, lanzada al cielo de una noche de verano: “El paréntesis en mi vida ha sido total, me he quedado sin marido y sin trabajo. Pero voy a reinventarme”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50