Muere Sarah Maldoror, la pionera del cine africano

La cineasta francesa, autora de filmes anticoloniales, fallece a los 91 años como consecuencia de la Covid-19

Sarah Maldoror, en una imagen de su archivo personal.
Sarah Maldoror, en una imagen de su archivo personal.

La cineasta francesa Sarah (Durados) Maldoror, considerada una de las pioneras del cine africano, falleció el lunes en un hospital parisino a los 91 años a consecuencia de una enfermedad agravada por la Covid-19. De orígenes antillanos, había tomado su apellido artístico de la obra del Conde de Lautréamont (Isidore Lucien Ducasse) Los cantos de Maldoror, en los años en los que fundó Les Griots, el primer grupo de teatro de Francia integrado por actores africanos y afrocaribeños.

Maldoror fue, sobre todo, una activista del cine, disciplina en la que se formó mediante una beca en la Unión Soviética junto a su esposo, el nacionalista angoleño Mário Pinto de Andrade. El cine, como aprendió del director soviético Mark Donskoi en 1961, era un instrumento revolucionario. Unos años después, en 1966, fue asistente en el rodaje de La batalla de Argel, de Gillo Pontecorvo , y también en algunos trabajos del director africano Ahmed Lallem.

La cineasta obtuvo el reconocimiento internacional con el largometraje Sambizanga (1972), sobre la guerra colonial portuguesa en Angola. Antes, en 1968, había rodado el cortometraje Monangambee, basado en la historia del escritor angoleño José Luandino Vieira y rodado con actores no profesionales en Argelia. La película fue seleccionada en la Quincena de los Realizadores en el Festival de Cannes de 1971, en representación de Angola.

Maldoror deja 40 películas en las que ha consignado buena parte de las agitaciones políticas africanas del siglo XX y sus procesos descolonizadores, con un lenguaje propio de mujer negra comprometida con la libertad. Y con un marcado compromiso político, imbuido por el movimiento cultural Négritude de los años treinta, que impulsaron los escritores Aimé Césaire, Leopold Senghor y Leon G. Damas.

En una reciente entrevista concedida a EL PAÍS en mayo de 2019, la cineasta lamentaba que las realizadoras africanas actuales no consiguieran unirse para tener más fuerza. Maldoror, que padecía una progresiva ceguera y ya se movía con mucha dificultad, afirmaba: “Mis ancestros fueron esclavos… ¿Quién iba a contar mejor la historia africana que nosotros mismos?”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50