Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un miembro del comité del Nobel de Literatura dimite por el premio a Peter Handke

Gun-Britt Sundström lamenta que se haya colocado "la obra literaria por encima de la 'política", en relación a la postura proserbia del autor durante la guerra en la ex-Yugoslavia

Peter Handke, durante el funeral de Slobodan Milosevic en 2006.
Peter Handke, durante el funeral de Slobodan Milosevic en 2006.

Dos miembros externos del comité del Nobel de Literatura anunciaron hoy lunes su dimisión. Una, Gun-Britt Sundström, dijo que rechazaba colocar "la obra literaria por encima de la política", en referencia al premiado Peter Handke, criticado por sus posturas proserbias durante las guerras en los años noventa en la ex-Yugoslavia. La decisión de Kristoffer Leandoer de no participar más en las labores del comité de la Academia Sueca, en cambio, tiene que ver más con el lento proceso de renovación de la propia institución tras un escándalo de acoso sexual y filtraciones que sacudió sus fundamentos. Ambos fueron nombrados como miembros de la Academia por un periodo de dos años.

Su dimisión, confirmada por la institución, se produce a poco más de una semana de la ceremonia de entrega de los Premios Nobel el 10 de diciembre, día del aniversario de la muerte del industrial y mecenas sueco Afred Nobel. Leandoer indicó que no tenía "la paciencia" para seguir las reformas internas que había iniciado la academia tras el caso en el que se vio envuelta en 2017. Precisamente por ello, en 2018 no fue asignado ningún premio y este año la entrega fue doble: ganaron los galardones la poetisa polaca Olga Tokarczuk y a Handke. A la vez, Leandoer y Gun-Britt Sundström fueron nombrados como miembros externos meses antes para acompañar el reajuste de la academia tras esa crisis.

Sundström señaló, entre otros motivos de su dimisión, la atribución del Nobel al austriaco. Si bien aseguró que se siente "feliz" de haber participado en la designación de Tokarczuk para el premio de 2018, dijo que se oponía a la proclamación del austriaco para la edición de 2019. "La elección no se limitó a recompensar una obra literaria sino que también ha sido interpretada, tanto dentro como fuera de la academia, como una toma de posición que coloca a la literatura por encima de la política", escribió en el diario Dagens Nyheter. "Esta ideología no es la mía", añadió.

La Academia sueca había anunciado en octubre el reconocimiento de la obra de Peter Handke, calificado de "heredero de Goethe", pero cuyas posturas proserbias durante el conflicto en los Balcanes en los años 1990 provocaron violentas polémicas en el pasado. El austriaco fue acusado de negar el genocidio de los bosnios, publicó varios libros apoyando la versión serbia del conflicto y participó en los funerales de Slobodan Milosevic, que murió en la prisión del Tribunal Penal Internacional, donde estaba siendo juzgado precisamente por genocidio. En el entierro, Handke pronunció un discurso de homenaje al fallecido líder serbio.

"Dejo mi puesto en el Comité del Nobel porque no tengo ni la paciencia ni el tiempo para esperar a que cambie el resultado del trabajo iniciado", ha asegurado en cambio Kristoffer Leandoer en un artículo publicado en Svenska Dagbladet. "La Academia y yo tenemos una perspectiva diferente sobre el tiempo, un año es demasiado largo en mi vida y demasiado corto en la vida de la Academia", ha alegado. Leandoer ha aclarado que su renuncia no guarda relación con la decisión de premiar a Handke.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >