Muere la actriz Encarna Paso a los 88 años

La intérprete encabezó junto a Antonio Ferrandis ‘Volver a empezar’, la primera película española en ganar un Oscar en 1983. Su carrera se extendió 57 años en el teatro, el cine y la televisión

Encarna Paso, junto a José Luis Garci (centro) y Antonio Ferrandis, con el Oscar a mejor película de habla no inglesa por 'Volver a empezar' en Hollywood en 1983.
Encarna Paso, junto a José Luis Garci (centro) y Antonio Ferrandis, con el Oscar a mejor película de habla no inglesa por 'Volver a empezar' en Hollywood en 1983.EFE

Encarna Paso, una de las grandes actrices del teatro español, falleció ayer en Madrid a los 88 años de una neumonía, según señalaron fuentes de su familia. La actriz madrileña forma parte de una saga teatral en la que destacan los dramaturgos Antonio Paso (su abuelo) y Alfonso Paso (su tío), aunque fue el filme Volver a empezar, de José Luis Garci, el que lanzó su carrera, tras conseguir en 1983, al año siguiente de su estreno en España, el Oscar a la mejor película de habla no inglesa, el primero que obtenía el cine español. Sus hijos, Juan y Patricia Calot y familiares y amigos la despidieron ayer en el tanatorio de San Isidro, en Madrid, y está previsto que hoy su cuerpo sea incinerado en el cementerio de La Almudena.

Encarna Paso pertenecía a esa “raza especial de actores”, en palabras de Manuel Gutiérrez Aragón, quien la dirigió en Demonios en el jardín (1982). “Los actores que vienen del teatro tienen muchas virtudes, sobre todo que se les entiende muy bien cuando hablan. Son muy técnicos y, como es el caso de Encarna Paso, tienen tras de sí un largo recorrido por la vida, conocen todo el escalafón de la profesión”, recordaba ayer Gutiérrez Aragón, quien lamentó profundamente su fallecimiento. “Hizo el papel de mi abuela, porque Demonios en el jardín está basada en mi propia vida. Después del rodaje le presenté a mi abuela, y Encarna me dejó muy claro que no tenía nada que ver con ella. ‘No nos parecemos en nada’, comentó”, recordaba el director.

Encarna Paso, en septiembre de 1996.
Encarna Paso, en septiembre de 1996.SANTI BURGOS

Tras 57 años de carrera, Paso decidió retirarse en 2005 después de protagonizar un montaje de Yo, Claudio, junto a Héctor Alterio y bajo la dirección de José Carlos Plaza. La pieza se estrenó en el festival de teatro de Mérida en 2004 y estuvo girando el año siguiente. “Ella decidió retirarse entonces sin grandes anuncios. Había trabajado mucho y quería descansar, estar en casa, pasear, leer. La llamaron muchas veces para hacer cosas en televisión y en teatro, pero siempre dijo que no”, señalaba ayer su hijo Juan Calot, también intérprete. “Era una actriz muy intuitiva, aunque pasó por el Conservatorio y tuvo dos grandes maestros que admiró mucho y con quienes trabajó: Catalina Bárcena e Ismael Merlo. Su formación fue a base de trabajo”, añadió.

La actriz, que debutó con un pequeño papel en la película Botón de ancla (1948), de Ramón Torrado, comenzó muy joven su larga y prolífica trayectoria teatral en la compañía de Milagros Leal y Salvador Soler Mari —padres de otra gran actriz Amparo Soler, también desaparecida— y trabajó con directores como Adolfo Marsillach, José Luis Gómez, Miguel Narros o José Carlos Plaza, entre otros.

Pronto dio el salto a la televisión, donde trabajó de forma asidua en el espacio Estudio 1, de TVE, así como en series como Segunda enseñanza, de Pedro Masó; Ramón y Cajal, de José María Forqué; Hermanos de leche, de Pablo Ibáñez y Carlos Serrano, o Compuesta y sin novio, de Pedro Masó.

Combinó cine, televisión y teatro desde comienzos de su carrera. En los años sesenta y setenta, intervino en varias películas, entre ellas La prima Angélica (1974), de Carlos Saura, o La Corea (1976), de Pedro Olea.

Sus mejores trabajos en la gran pantalla se sucedieron en los ochenta, tras el Oscar de Volver a empezar, donde encarnaba a la novia de juventud de un escritor exiliado, interpretado por Antonio Ferrandis, que volvía a España tras la muerte de Franco. De esos años destacan también Sesión continua (1984), otro título dirigido por José Luis Garci; además de La colmena (1982), de Mario Camus, o El bosque animado (1987), de José Luis Cuerda. En cine, su última aparición fue en 2000 en Terca vida, de Fernando Huertas.

La actriz, que recibió el premio Ercilla de teatro en 1996 por toda su trayectoria, contaba también con galardones por sus papeles en la gran pantalla, como las dos medallas del Círculo de Escritores Cinematográficos a la mejor actriz por Volver a empezar y Demonios en el jardín.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Margot Molina

Ha desarrollado su carrera en El PAÍS, la mayor parte en la redacción de Andalucía a la que llegó en 1988. Especializada en Cultura, se ha ocupado también de Educación, Sociedad, Viajes y Gastronomía. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Ha publicado, entre otras, la guía de viajes 'Sevilla de cerca' de Lonely Planet.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS