Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amazon asegura que Woody Allen “saboteó” sus películas con sus comentarios sobre el #MeToo

La compañía se defiende ante la demanda judicial presentada por el cineasta y en la que este pide 60 millones y les acusa de incumplimiento del contrato

Allen, en noviembre de 2017 antes de asistir a una proyección de su filme 'Wonder Wheel'.
Allen, en noviembre de 2017 antes de asistir a una proyección de su filme 'Wonder Wheel'. Reuters

Casi dos meses después de que el cineasta estadounidense Woody Allen denunciara a Amazon por no estrenar su último filme, A Rainy Day in New York, los motivos detrás de la decisión de la productora estadounidense se han hecho públicos. En un documento enviado a un tribunal de Nueva York, la compañía alega que los comentarios sobre el #MeToo realizados por el director, de 83 años, han "saboteado" los intentos de Amazon de promocionar sus películas. La productora asegura que las manifestaciones de Allen sobre el movimiento global que ha llevado a miles de mujeres a denunciar públicamente haber sufrido abusos sexuales "justifican" la rescisión del contrato firmado con el director.

"Allen realizó una serie de comentarios públicos en los que sugería que no había captado la gravedad de este tema [los abusos sexuales]", aseguran los abogados en el documento presentado en el juzgado este miércoles. Los representantes legales de Amazon citan entre estos supuestos intentos de sabotaje la simpatía que en público Allen ha mostrado recientemente por Weinstein, el productor cinematográfico sobre el que arreciaron las primeras denuncias del #MeToo. También las críticas realizadas a su hija Dylan Farrow por "usar cínicamente el #MeToo". Allen dirigió estas palabras a su hija cuando esta reiteró, en plena cascada de acusaciones hacia destacados personajes públicos, que su padre había abusado sexualmente de ella. El director ha sido exculpado de esta acusación en sede judicial

Allen reclama a Amazon 60 millones de euros de indemnización alegando que la compañía "rompió el contrato" al no sacar al mercado A Rainy Day in New York, terminada hace seis meses. El acuerdo entre ambas partes contempla la producción de cuatro películas del director, de las que dos sí han sido estrenadas por la compañía (Café Society, en 2016, y Wonder Wheel, en 2017). El director considera que la verdadera razón por la que Amazon no quiere su última película son las acusaciones "superficiales" que ha vertido hacia él su hija.

Precisamente este martes, el socio gestor del grupo Mediapro, Jaume Roures, ha confirmado que la compañía audiovisual producirá una película que el cineasta comenzará a rodar este verano en España. Roures no ha precisado demasiados detalles del proyecto, pero sí ha confirmado que parte del filme se grabará en el País Vasco. "Dar por muerto a Woody Allen artísticamente hablando no solo sería un error sino que sería un gran pérdida para la Humanidad", resumió en una rueda de prensa en la embajada de Italia en Madrid.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información