Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dylan Farrow relata en televisión los abusos de Woody Allen

La hija del cineasta asegura en una entrevista: "Siempre me tocaba"

Dylan Farrow tenía siete años cuando le dijo a su madre, la actriz Mia Farrow, que su padre adoptivo, el director de cine Woody Allen, abusó de ella. Ahora, con 32 años, casada desde hace ocho y con una hija de 16 meses, ha acudido por primera vez a una televisión para hablar, con detalles muy gráficos, del asalto que sufrió. Aquella herida emocional aún le duele y cree importante que la gente se dé cuenta de que las víctimas deben importar.

"Le quería. Le respetaba. Era mi héroe", dice al arrancar la entrevista para el programa This Morning, de la CBS, que se hizo en su casa en Connecticut. Pero eso, añade, "no le excusa por hacer lo que hizo". Solo hace el daño "mucho más intenso", añade. La conversación con la periodista Gayle King se centra en el 4 de agosto de 1992. "¿Qué pasó ese día?", pregunta la presentadora.

"Mi padre me llevó al ático de la casa de campo de mi madre en Connecticut. Me indicó que me tumbara sobre el estómago y jugara con el tren de juguete de mi hermano. Él se sentó detrás de mi, junto a la puerta, y mientras yo jugaba con el tren, fui asaltada sexualmente. Como niña de siete años, diría que tocó mis partes privadas", relata, "con 32 digo que me tocó los labios vaginales y la vulva con el dedo".

Dylan Farrow ya había hablado de este hecho en una entrevista con la revista Vanity Fair en 2013 y en una carta abierta en The New York Times hace cuatro años. Ahora subraya que quiere contarlo mostrando su cara. Dylan Farrow ha contado que su madre estaba comprando el día que se produjo el asalto y que después se lo dijo. "Mi primer impulso fue pensar que yo había hecho algo mal", comenta, "estaba enfadada". Mia Farrow la llevó a un pediatra para que la examinase.

Al principio no se atrevió a explicarle al doctor donde le había tocado Woody Allen. Le dio vergüenza y apuntó al hombro. Mia Farrow le insistió y entonces lo dijo. El director de cine ha insistido sobre este episodio que fue la madre la que instruyó a la niña para contar esta historia después de que descubriera que tenía una relación sentimental con su hija adoptiva Soon-Yi Previn.

Entre lágrimas, Dylan Farrow explica durante la conversación que desearía que Woody Allen fuera acusado por haber abusado de ella. "Miente y ha estado mintiendo durante mucho tiempo", asegura tras ver un fragmento de una entrevista emitida en 1992 por el programa 60 Minutes, en la que el director de Annie Hall niega el abuso sexual. "Es muy difícil para mí verlo y escuchar su voz", agrega. Ante la reactivación de aquel asunto, Woody Allen ha respondido que miembros de su familia tratan de aprovechar la oportunidad. "Nunca abusé de mu hija", insiste.

Allen no fue procesado por aquellos sucesos. Las dos investigaciones que se realizaron en la época determinaron que no se habían producido abusos. La fiscalía, sin embargo, sí pensó que había motivos para una causa contra el director, pero consideró que la niña era demasiado frágil como para afrontar un juicio. En la entrevista en la CBS afirma que el incidente en el ático no fue el único en el que Allen mostró ese tipo de comportamiento.

"Siempre me tocaba", añade, precisando que no lo hacía igual con su hermanastro Ronan. También relata que le pedía meterse en la cama con él llevando puesto solo sus calzoncillos. Farrow dice que cuenta ahora todo esto ante las cámaras para sumar su voz a la de los movimientos MeToo y TimesUp en apoyo a las víctimas de abusos sexuales en Hollywood.

La entrevista concluye con Dylan Farrow considerando "importante" sumar su historia a la de otras mujeres "valientes" que han denunciado a figuras muy poderosas del mundo de la cultura y la política. "Es algo con lo que he tenido que luchar demasiado tiempo. Durante más de 20 años fui sistemáticamente silenciada, ignorada y desacreditada".

Ronan Farrow, hermano de Dylan, es precisamente una de las figuras que ha ayudado a impulsar los movimientos de MeToo y TimesUp tras las denuncias de acuso sexual contra el todopoderoso productor de Hollywood Harvey Weinstein. En una columna publicada en The Hollywood Reporter contó que siempre le perturbó el comportamiento que su padre tuvo hacia su hermana.

Colin Firth no volverá a trabajar con Woody Allen

El actor británico Colin Firth ha sido el último en pronunciarse tras la entrevista que Dylan Farrow ha concedido a la cadena CBS en la que aseguraba que su padre adoptivo, Woody Allen, abusaba de ella. "No volveré a trabajar con él", ha anunciado en una carta abierta que el artista ha enviado a The Guardian. Firth fue uno de los protagonistas de la película Magia a la luz de la luna que Allen estrenó en 2013.

La lista de actrices y actores que se niegan a trabajar con el director neoyorquino sigue engordando. Mira Sorvino, protagonista de Poderosa Afrodita en 1995, explicó en una comunicado que "como mujer y como madre", esto le rompía el corazón. "Lo siento mucho", lamentaba. La actriz británica Rebecca Hall, protagonista de la nueva película de Woody Allen A Rainy Day in New York, anunció que donará el salario del film a Time is Up.

Más información