Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Woody Allen niega los abusos a su hija adoptiva

El director sostiene que Dylan y su madre, Mia Farrow, se aprovechan "cínicamente" del movimiento 'Time's Up' para rescatar "una denuncia desacreditada"

Woody Allen, el 15 de julio de 2015, en Nueva York. Ampliar foto
Woody Allen, el 15 de julio de 2015, en Nueva York. Evan Agostini/Invision/AP

El célebre cineasta Woody Allen insiste en que nunca abusó de su hija adoptiva Dylan, y acusó a la familia de su expareja Mia Farrow de aprovecharse del movimiento Time's Up para reavivar una "denuncia desacreditada".

"Aunque la familia Farrow está cínicamente usando la oportunidad brindada por el movimiento Time's Up para repetir esta denuncia desacreditada, eso no la torna más verdadera hoy que en el pasado", escribió Allen, de 82 años, en un comunicado divulgado el jueves. "Nunca abusé de mi hija, como concluyeron todas las investigaciones hace un cuarto de siglo", añadió.

Las declaraciones del legendario director de cine, que ha dirigido más de 50 películas y ganó cuatro Oscar, fueron difundidas como respuesta a una entrevista televisiva que su hija adoptiva Dylan Farrow, de 32 años, concedió a CBS en momentos en que el movimiento Time's Up contra el acoso sexual sacude a Estados Unidos, y que será transmitida en su totalidad este jueves.

Dylan Farrow asegura desde hace años que su padre la toqueteó cuando tenía siete años, y en la entrevista dice esperar que ahora finalmente el mundo le crea, aunque las autoridades no hallaron pruebas y Allen nunca fue condenado. El cineasta asegura que todo es un invento de su expareja Mia Farrow para vengarse porque Allen la dejó en 1992 por Soon-Yi Previn, hija adoptiva de la actriz y el músico André Previn que entonces tenía 21 años.

Los servicios de bienestar infantil de Nueva York y un hospital de Connecticut investigaron en la época las denuncias de Mia Farrow "y concluyeron que no hubo abuso" y que "posiblemente una niña vulnerable fue entrenada para contar esa historia por su airada madre durante una separación tormentosa", dijo Allen.

"El hermano mayor de Dylan, Moses, ha dicho que vio a su madre hacer exactamente eso: entrenando incansablemente a Dylan, tratando de hacerle creer que su padre era un depredador sexual peligroso. Parece que funcionó, y tristemente, estoy seguro de que Dylan realmente cree lo que dice", aseveró Allen.

"Soy creíble y digo la verdad", dijo Dylan Farrow, según un extracto de la entrevista a CBS. Allen "está mintiendo, y ha estado mintiendo por mucho tiempo". Pero ahora numerosos actores como Natalie Portman aseguran que le creen. Greta Gerwig, Mira Sorvino, Evan Rachel Wood, Ellen Page, Rebecca Hall o Timothée Chalamet afirman que ya no trabajarán con el director. Algunos de ellos, como Chalamet, Hall y Selena Gómez, protagonistas de su último filme, A Rainy Day in New York, donaron sus salarios a asociaciones que defienden a víctimas de abusos sexuales.

Un colectivo feminista pide la retirada de la estatua de Allen en Oviedo

Woody Allen observa su estatua en Oviedo el 15 de mayo de 2005.
Woody Allen observa su estatua en Oviedo el 15 de mayo de 2005.

La concejala de Atención a las personas e Igualdad del Ayuntamiento de Oviedo, Marisa Ponga, no ha querido pronunciarse sobre la posibilidad de retirar la estatua de Woody Allen de la calle Milicias Nacionales, una vez que la hija del cineasta afirmó haber sufrido abusos sexuales de pequeña.

La ciudad de Oviedo decidió realizar una estatua de bronce al cineasta en 2002, cuando Allen recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Artes. La Plataforma Feminista de Asturias pidió el pasado 25 de noviembre, coincidiendo con la manifestación contra la violencia hacia la mujer, que se retirase esta estatua. Ahora, con la nueva carta de la hija de Woody Allen, publicada esta semana, la Plataforma ha vuelto a pedir al Consejo de Igualdad del Ayuntamiento ovetense que pida al Consistorio la retirada de la misma por entender que debe retirarse "este homenaje a un abusador y un depravado".

La concejala de Igualdad, presidenta de dicho Consejo, ha afirmado que, en caso de que esta propuesta se plantee en la próxima reunión del Consejo, la misma "se valorará y debatirá" en su seno.

Ahora que el Consejo se reunirá en breve, desde la Plataforma consideran que debería abordarse este asunto. "Estamos pendientes para ver si lo van a hacer o no". Si el Consejo finalmente no decide pedir al Ayuntamiento la retirada de la estatua, la Plataforma presentará una petición formal ante el Consistorio.