Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mira Sorvino promete en una carta a Dylan Farrow que no volverá a trabajar con Woody Allen

La actriz pide perdón a la hija del cineasta por no haber creído sus acusaciones de abuso contra su padre

La actriz Mira Sorvino, en una imagen de archivo. Getty

La actriz estadounidense Mira Sorvino ha prometido que no volverá a trabajar con Woody Allen, en una carta abierta a la hija adoptiva del director y Mia Farrow, Dylan Farrow, quien en 2014 desveló que su padre abusó sexualmente de ella de pequeña. En su mensaje, la protagonista de Poderosa Afrodita, dirigida por Allen, ha trasladado su apoyo a la hija del cineasta y le ha asegurado que cree su versión: "Te envío mi cariño y admiración por tu coraje". 

Sorvino, que ganó el Óscar a mejor actriz de reparto por el papel de Linda Ash en la citada película del cineasta neoyorquino, ha empezado la carta publicada en el Huffington Post diciendo que cuando trabajó con Allen "era una actriz joven e ingenua". En ese momento, asegura que "se tragó" la versión que daban los medios y creía que las acusaciones contra su padre eran el producto de una "retorcida batalla entre Mia Farrow y él [Woody Allen] por la custodia [de sus hijos]". "Por esto también le debo una disculpa a Mia", indica en la carta.

La actriz señala en la misiva que desde adolescente sentía una gran admiración por Allen: "Es difícil denunciar a tus héroes, tus benefactores, a quienes admiras y con quienes te sientes en deuda por la existencia de tu carrera". Sorvino continúa diciendo que el papel de Linda Ash, en el filme del cineasta, fue "el rol de sus sueños". "En ningún momento [Allen] se propasó conmigo", ha aclarado la intérprete. "Pero eso no es una excusa por haberle dado la espalda a tu historia simplemente porque quería con fuerza que no fuera verdad", ha añadido.

Sorvino, que es una de las artistas que ha acusado al productor Harvey Weinstein de abusos sexuales, dice en la carta que en diciembre se reunió con el hermano de Dylan, el periodista Ronan Farrow, quien destapó en un reportaje para el New York Times los abusos del productor. Cuando se reunieron, Ronan le dio detalles sobre los abusos de Allen, que ya habían sido denunciados por Mia Farrow en 1992, pero que el cineasta negó en todo momento y por los que nunca fue condenado. Las explicaciones de Ronan, el único hijo biológico de la pareja, le hicieron creer "fuertemente" en la versión de Dylan. "Estuviste diciendo la verdad todo este tiempo", ha zanjado. 

"¡Lo siento, Dylan! No puedo ni imaginarme cómo te sentiste todos estos años mientras veías cómo todos —incluyéndome a mí e incontables personalidades de Hollywood— alababan una y otra vez a quien habías acusado por haberte lastimado de niña", continúa la Sorvino en la misiva. "Incluso si amas a alguien, si te enteras de que pueden haber cometido estos actos despreciables, deben ser expuestos y condenados, y esta exposición debe tener consecuencias. Nunca volveré a trabajar con él", ha concluido la intérprete.

Más información