Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Woody Allen demanda a Amazon Studios por no estrenar su último filme

El cineasta acusa a la productora de romper su contrato para realizar cuatro películas "por la acusación sin fundamentos de una joven de 25 años"

Woody Allen, en la presentación de 'Wonder Wheel', en Nueva York, el 14 de noviembre de 2017.
Woody Allen, en la presentación de 'Wonder Wheel', en Nueva York, el 14 de noviembre de 2017. REUTERS

Woody Allen ha demandado a Amazon Studios y le pide 60 millones de euros por no estrenar su último filme y romper el acuerdo que el cineasta había suscrito con la productora para realizar tres películas más, según publica la revista especializada Variety. El director sostiene que Amazon le ha dañado tanto por no cumplir el pacto como por no lanzar A Rainy Day in New York a pesar de que la terminó hace seis meses.

MÁS INFORMACIÓN

"Amazon ha intentado justificarse con referencias la acusación sin fundamentos de una joven de 25 años contra el señor Allen pero esta ya era conocida por Amazon (y por el público) antes de firmar el acuerdo para cuatro películas. No da ninguna base para terminar el contrato”, asegura el comunicado del cineasta. Dylan Farrow, hija del director y de Mia Farrow, ha defendido en muchas ocasiones que el cineasta abusó sexualmente de ella en 1992, cuando era una niña, algo que Allen siempre ha desmentido.

Moses Farrow, hijo adoptivo de la pareja, ha criticado a su hermana y sostenido que fue manipulada por su madre. Un psicólogo que se entrevistó nueve veces con Dylan puso en duda su versión y la investigación judicial sobre Allen nunca llegó a presentar ningún cargo, aunque el juez que entregó la custodia de los hijos a Farrow afirmó que, teniendo en cuenta las pruebas presentadas, no se podía excluir el abuso.

La demanda asegura que los ejecutivos de Amazon Jason Ropell y Matt Newman se reunieron con los representantes de Allen en diciembre de 2017, en pleno ascenso del movimiento MeToo, según Variety. Los responsables de la compañía alegaron entonces un posible daño de imagen para su marca y ambas partes acabaron pactando un retraso en el estreno de A Rainy Day in New York. Por ello, Allen no lanzó ningún filme en 2018, después de décadas presentando al menos una obra al año. Amazon distribuyó las anteriores dos películas del director, Café Society y Wonder Wheel, a la vez que produjo y estrenó su primera serie, Crisis en seis escenas. Mientras, ha aumentado la presión sobre el cineasta, que se había mantenido hasta ahora muy lejos de los focos, mientras varias estrellas del cine tomaban públicamente partido a su favor o en su contra. 

“Simplemente, no hay una razón legitima por parte de Amazon para renegar de sus promesas”, agrega el documento. La agencia Reuters sostiene que, de momento, la empresa no ha respondido a la demanda de Allen, presentada ante el tribunal del distrito de Manhattan.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >