Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Woody Allen quiere rodar en San Sebastián durante siete semanas desde el 10 de julio

El Ayuntamiento donostiarra traslada a Mediapro su disposición a facilitar las condiciones para el rodaje

Woody Allen junto a Rebecca Hall y Javier Bardem durante su presencia en el Festival de Cine de San Sebastián de 2008.
Woody Allen junto a Rebecca Hall y Javier Bardem durante su presencia en el Festival de Cine de San Sebastián de 2008.

El cineasta neoyorquino Woody Allen quiere rodar una película en San Sebastián durante siete semanas a partir del día 10 de julio en escenarios emblemáticos de la ciudad, como la playa de La Concha y la costa donostiarra. Dos representantes de Mediapro, la productora que se hará carga de la nueva película de Allen, han mantenido este viernes una reunión con los responsables de la San Sebastián-Gipuzkoa Film Commission, en la que han expuesto las necesidades y condiciones que requeriría rodar en la capital donostiarra, según ha confirmado el teniente de alcalde Ernesto Gasco.

San Sebastián figura como el escenario principal del nuevo filme que pretende dirigir el director neoyorquino, del que todavía no se conoce su título, ni el reparto, ni el guion. Gasco ha asegurado tras la reunión que la productora se ha interesado por las posibilidades de alojamiento que ofrece San Sebastián, ya que desplazarían un equipo de unas 50 personas, aunque han expresado su intención de contratar también empresas locales para completar las tareas de rodaje.

Mediapro ha rehusado pronunciarse sobre este proyecto cinematográfico. "No podemos confirmar nada. No hay nada que decir", ha asegurado a este diario un portavoz de la productora dirigida por Jaume Roures. Solo ha trascendido que el rodaje comenzaría el 10 de julio y se prolongaría durante siete semanas en emplazamientos clave de la ciudad, como la playa y costa, ha indicado Gasco, concejal delegado de Fomento.

Los delegados de la productora han recorrido "sitios emblemáticos" de la ciudad, como la playa de La Concha, la Parte Vieja o el Peine del Viento", ha dicho Gasco, que podrían ser "lugares susceptibles de convertirse en escenarios de la película, sin que, de momento, hayan decidido cuales de ellos podrían adaptarse a las necesidades del guion". "También contemplan la posibilidad de llevar a cabo algunos rodajes en interiores", ha añadido el edil.

La Film Commission de San Sebastián ha garantizado a los miembros de Mediapro que la ciudad puede atender sin problemas a todos esos requerimientos y que incluso cuenta con otros servicios que podrían completar la oferta. "La reunión ha sido satisfactoria", ha afirmado Gasco, quien ha destacado que la presencia de Woody Allen en un rodaje en San Sebastián "favorece mucho la marca y la internacionalización de San Sebastián". El Ayuntamiento ha expresado su disposición a facilitar a Mediapro diversas ubicaciones para instalar la oficina de producción de la película de Allen.

La San Sebastián-Gipuzkoa Film Commission es la entidad pública encargada de promover la producción cinematográfica en la capital donostiarra y en todo el territorio de Gipuzkoa y en sus 15 años de trayectoria ha colaborado en la realización de casi 70 películas, entre las que destacan Handia, La herida, Zipi y Zape y el club de las canicas y series como Allí abajo, Lo que escondían tus ojos y La zona.

El diputado de Cultura, el también socialista Denis Itxaso, ha recordado la existencia de una nueva normativa fiscal que ofrece ventajas a las películas que se rueden en Gipuzkoa, incluida en una estrategia para atraer rodajes al territorio. Ha destacado asimismo que acoger la presencia de Allen "podría beneficiar a los magníficos profesionales que trabajan en el mundo del cine en Gipuzkoa, ante la oportunidad de trabajar en este proyecto junto a uno de los mejores directores del mundo".

Allen iniciará este nuevo proyecto sin haber logrado estrenar su última película A Rainy Day in New York, protagonizada por Timothée Chalamet, Selena Gomez, Elle Fanning y Jude Law, paralizada por Amazon, que la produjo, después de que se reavivara la polémica por la acusación de abuso sexual efectuada hace 25 años por su hija, Dylan Farrow.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >