Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una treintena de realizadores ecuatorianos buscan una ventana para venderse

Unas 150 películas latinoamericanas y europeas se proyectarán en Ventana Sur

Participantes de Ventana Sur.
Participantes de Ventana Sur. ICCA

La ficción ecuatoriana busca compradores para las películas Cenizas y La mala hora en Ventana Sur, el mercado de contenidos audiovisuales más importante de la región, que tiene su base en Argentina. Los largometrajes de Juan Sebastián Jácome y Gabriela Calvache son parte de las 150 películas latinoamericanas y europeas que se proyectarán en este evento organizado por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales del país austral y el Marché du Film del Festival de Cannes. “La intención es presentar la película a distintos compradores internacionales para encontrar nuevos espacios comerciales. Ventana Sur es un espacio de ventas y de negocios, es un territorio para productores, agentes y distribuidores”, explica Jácome.

Ecuador vuelve a este mercado tras un parón de dos años. El Instituto de Cine y Creación Audiovisual (ICCA) acompaña a un grupo de 30 realizadores ecuatorianos (18 de ellos viajan con apoyo económico de la entidad). “Cualquier película o proyecto de película tiene grandes posibilidades de encontrar socios en este espacio. Además de las instituciones de cine de otros países, están presentes todos los distribuidores de contenido en el mundo, productores y agentes de ventas”, cuenta Mauricio Cadena, director de difusión del ICCA.

Esta institución, que antes se llamaba Consejo Nacional de Cine, sufrió un recorte en 2016 y luego una transformación. En su nueva etapa ha puesto en marcha una política de apoyo para que los realizadores locales lleguen a los espacios internacionales donde se cierran los negocios como Ventana Sur. “Queremos acompañarlos para que concreten una venta o una eventual coproducción”, dice Cadena.

Andrés Garate.
Andrés Garate. Archivo particular

Para muchos esta es su primera vez en este mercado de contenidos. Ese es el caso de José Espinoza, un realizador del pueblo kichwa que antes se movía por el mundo como comerciante de artesanías. “Yo antes en mi maleta llevaba mercadería para vender, diez años después vuelvo a ir a un mercado, pero a uno distinto y ahora llevo mi primera película”, cuenta el director del documental sobre la identidad indígena, Huahua.

Andrés Garate, en cambio, lleva en su equipaje la idea de hacer la adaptación cinematográfica de la novela Cabalgata Nocturna del escritor ecuatoriano Eliécer Cárdenas. “La película es de género thriller y nos gustaría generar contactos en cuestión de coproducciones y llevarla a nuevas ventanas de entretenimiento”, explica el joven cineasta.

Valeria Suárez.
Valeria Suárez. Archivo particular

La exposición en Ventana Sur es útil, sobre todo, para las pequeñas casas productoras, que han estrenado localmente y con limitaciones alguna película y buscan apoyos para un segundo proyecto. “Estar allí nos permite alcanzar más fuentes de financiamiento, es importante porque el cine se mueve más que nada por la coproducción”, dice Valeria Suárez Rovello, de Gallera Producciones, que estrenaron este año el documental de un boxeador de barrio y llevan al mercado la idea de hacer un documental con la comunidad afroecuatoriana.

Para la productora María de los Ángeles Palacios, que acude a Ventana Sur cada año, estar presente en el mercado es positivo y ayuda a tejer redes, aunque no haya recompensas tangibles para las ideas propias que llevan. “Conoces cómo se produce en otros lados y puedes asociarte para proyectos de otra gente”, indica.

Todavía no es común que el ejercicio se produzca a la inversa, es decir, que no muchos buscan apoyarse en las productoras ecuatorianas para sacar adelante un proyecto cinematográfico. Cadena, sin embargo, dice que ya está en la mesa la posibilidad de entregar fondos para la coproducción minoritaria. “La Comisión fílmica, que está en el Ministerio de Turismo, tiene el trabajo de vender nuestro país, como un destino óptimo para hacer cine, y el tema de descuentos o incentivos tributarios está ahora sobre la mesa de trabajo, hay varias iniciativas que empiezan a rodar”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información