Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Animal’: ¿Qué estaría dispuesto a hacer para no morir?

La cinta del argentino Armando Bo disecciona los miedos e instintos más bajos del ser humano

FOTO: Guillermo Francella (izq.) y Federico Salles en 'Animal'. / VÍDEO: Tráiler de la película.

Al despertar, un hombre se calza las zapatillas que dejó anoche al borde de la cama, se cepilla los dientes, va habitación por habitación para asegurarse de que sus hijos se levantan y baja las escaleras para reunirse con ellos en la cocina y compartir el desayuno. Besa a su mujer, tacha en el calendario un día más sin fumar y sale a correr por el paseo marítimo de Mar del Plata, la ciudad costera más popular de Argentina. Un reloj de pared marca el ritmo de la vida ordenada de Antonio Decoud (Guillermo Francella) y su acomodada familia en el plano secuencia con el que Armando Bo arranca Animal. Marcará después las noches de insomnio y el descenso a los infiernos cuando todo se resquebraje ante la irrupción de la enfermedad.

Coguionada a cuatro manos por Bo y Nicolás Giacobone, la pareja creativa que se alzó con un Oscar por Birdman (2015), la película expone a Antonio a una situación límite: la necesidad de conseguir a un donante de riñon. Tras conmover con su ópera prima en 2012, El último Elvis, el argentino golpea al espectador en su regreso a la gran pantalla. ¿Qué es capaz de hacer un ser humano cuando tiene miedo a morir? ¿Qué están dispuestos a sacrificar sus hijos y su mujer para que sobreviva? ¿Qué emerge cuando nos despojamos de todas las máscaras?

Hay una pareja que puede ayudar a Antonio: Elías (Federico Salles) y Lucy (Mercedes De Santis). No trabajan, están a punto de ser desalojados del lugar donde viven y esperan su primer hijo. Son imprevisibles. Antonio los necesita, pero también les tiene miedo. ¿Son dos psicópatas o dos inadaptados en una situación extrema? ¿Quién es más peligroso: el gerente de un matadero asustado o un hombre marginal fuera de control? 

Como Michael Haneke, Lars Von Trier y Alejandro González Iñárritu, Bo disecciona los temores e instintos más bajos del ser humano en esta coproducción hispano-argentina. Animal es una película incómoda y difícil de ver, incluso aunque la acumulación de situaciones y metáforas extremas den paso a la ironía y lo grotesco. Francella, quien se dio a conocer como humorista antes de consolidar también una carrera como actor dramático, usa esa arma en el papel protagónico. Está secundado por una brillante Carla Peterson en el papel de esposa incapaz de reconocer, de la noche a la mañana, al hombre que tiene al lado.

"Es jodido cuando el cine no te hace sentir nada", dice el director, nieto de Armando Bo, realizador de las películas de Isabel Sarli, icono sexual argentino de los sesenta y setenta. Animal, uno de los estrenos nacionales del año, logra con creces no dejar a nadie indiferente.

Más información