Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

María Dueñas revive la diáspora española en Nueva York

La novelista presenta en la Gran Manzana 'Las hijas del Capitán', sobre la emigración a Estados Unidos

La escritora María Dueñas, hoy jueves, en Nueva York.
La escritora María Dueñas, hoy jueves, en Nueva York. EFE

Victoria, Mona y Luz siguieron a su padre hasta Nueva York casi por obligación. Pero se les mató nada más llegar. Las tres protagonistas de la nueva novela de María Dueñas tuvieron que apañárselas solas desde ese momento para prosperar en la Gran Manzana. La historia de ficción de Las hijas del Capitán podría ser la de miles de mujeres reales que durante los años treinta formaron parte de una diáspora prácticamente olvidada, mujeres que escaparon con el sueño de regresar.

La autora de El tiempo entre costuras cuenta que el punto de partida del libro era dar a conocer la meritoria historia de las mujeres emigrantes. "Me interesaba su peripecia vital, sus emociones, sensaciones y sentimientos", explica. "Fueron fundamentales para cohesionar a sus familias, para que sus hijos se criaran en un entorno unido, para que sus maridos tuvieran una vida más fácil", añade.

"Es un reconocimiento a las mujeres luchadoras", insiste, "a su coraje y valentía por labrarse su propio camino en tiempos difíciles". Eligió como protagonistas a mujeres más jóvenes, que al no tener cargas familiares contaban con más posibilidades de actuar y de avanzar en una trama envolvente e intrigante. La ambición de las hermanas Arenas por prosperar se cruza con traiciones, pasiones, venganzas y logros.

La idea de centrar la novela en Nueva York llegó tras explorar diferentes opciones, como la migración del campo a la ciudad en España en la época del desarrollismo. “Busque varios sitios que pudieran darme potencial para una ficción”, señala, “hasta que supe de la inmigración a Estados Unidos y me llamó más la atención por mi vinculación personal".

Nueva York es casi un personaje. La metrópoli de los años treinta no es muy diferente de la actual, pero su dinámica era distinta. Pese a la crisis de la Gran Depresión, seguía atrayendo a gente en masa que buscaba una oportunidad. Emergían rascacielos, como el Empire State Building, se construían puentes, como el George Washington Bridge, viviendas y crecían los negocios.

"Era fascinante", explica Dueñas, "un Nueva York repleto de pequeñas colonias de inmigrantes en barrios de andar por casa". Las hijas del Capitán, señala, "combinan esa dualidad del trabajo duro de cada día en una simple casa de comidas, de estar entre pucheros y servir mesas, con ese Nueva York que se va abriendo ante ellas, más sofisticado, más apabullante, más rico en lo material y en lo cultural".

La comunidad española estaba integrada entonces por no más de 30.000 personas, que se concentraban pequeños guetos en Manhattan y Brooklyn. "No había conexión entre ellos", recuerda la autora, "lo que hizo que poco a poco se fueran invisibilizando como colectividad". Se quedaron en nada comparados con la masa de irlandeses e italianos.

Otro motivo que hacía a los inmigrantes españoles diferentes era que no llegaban al nuevo mundo con el propósito de labrarse un futuro desde cero. "Querían hacer algo de dinero y volver en cuanto pudieran a España", señala Dueñas. Pero la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial forzaron a muchos a desistir. "Lo que les ofrecía España era miseria y, en algunos casos, represión".

La acción de la novela se sitúa en la calle 14, donde se estableció el epicentro de la colonia española neoyorquina. Ahí peregrinaban buscando los sabores que ofrecía la tienda de comestibles Casa Moneo. Justo encima, se encontraba La Nueva Continental. Ahora en ese mismo lugar hay un espacio educativo.

"Me hizo ver la ciudad con otros ojos", admite Dueñas. Así logra acercar más Nueva York al lector, estableciendo una conexión con la comunidad española de la época. Y consigue hacerla más familiar y entrañable recurriendo a personajes reales que se cruzan o participan en las vidas de los de ficción. El trabajo de documentación para trazar esta realidad y diseñar los personajes fue extenso.

Los personajes reales aparecen en un doble plano. Por un lado, están figuras emblemáticas como Xavier Cugat, precursor de los ritmos latinos de la época, o Alfonso de Borbón, primogénito de Alfonso XIII. La autora consigue que intervengan con rigor documental junto a miembros clave de la colonia, como Valentín Aguirre, patriarca de la comunidad vasca, o Prudencio Unanue, fundador de Goya Foods.

Para dar más rigor documental a la novela, la novelista recurrió a fuentes como el diario La Prensa, dirigido por José Camprubí, hermano de la mujer del poeta Juan Ramón Jiménez, Zenobia. "Sus anuncios reflejan cómo se movía la colonia", explica, "y la cultura que había detrás de ese micromundo. El emigrante necesita una referencia, un sitio al que volver aunque sea mentalmente, algo que te diga que perteneces a algún sitio”.

COMPRA ONLINE 'LAS HIJAS DEL CAPITAN'

Autor: María Dueñas.

Editorial: Editorial Planeta (2018).

Formato: versión kindle y tapa dura (624 páginas)

POR 21,37€ EN AMAZON