Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francisco Narla gana el primer premio Edhasa de novela histórica

El escritor logra el galardón con ‘Laín. El bastardo’, ambientado en la Edad Media

 El escritor Francisco Narla recibe el  I Premio Edhasa Narrativas Históricas entre Santiago Posteguillo (izquierda) y el editor Daniel Fernández.
El escritor Francisco Narla recibe el I Premio Edhasa Narrativas Históricas entre Santiago Posteguillo (izquierda) y el editor Daniel Fernández.

Francisco Narla (Lugo, 1978) fue proclamado ayer en Barcelona ganador del I Premio Edhasa Narrativas Históricas por su novela Laín. El bastardo, que arranca en la Galicia del siglo XIII para trazar un gran fresco del mundo en el medioevo. Con el premio, dotado con 10.000 euros, Edhasa ficha para su prestigioso catálogo del género a Narla, acreditado cultivador del mismo que ha publicado títulos de gran éxito popular como Assur (en la que un joven gallego se embarca con los vikingos que han saqueado la Península Ibérica) y Ronín (viaje de samuráis a la España del XVII), ambos en Planeta. La novela premiada se publicará el 5 de marzo.

Al primer premio Edhasa, con el que la editorial celebra los 40 años de su prestigiosa colección Narrativas Históricas que arrancó en 1978 con Los hechos del rey Arturo, de John Streinbeck, se habían presentado 414 novelas provenientes de toda España y Latinoamérica. Narla (cuyo nombre en realidad es Francisco Javier Fernández Vázquez) concurría bajo el pseudónimo de Martín Códax.

El jurado, presidido por el escritor Santiago Posteguillo, decidió por mayoría premiar Laín. El bastardo por “la calidad de la escritura y de la trama” y “el compromiso de largo aliento con una historia que atraviesa la convulsa historia de España y de parte del mundo conocido a lo largo del siglo XIII”.

"Es una novela de aventuras con trasfondo histórico en la que vamos a conocer desde la Galicia medieval hasta el imperio mongol viajando por la Ruta de la Seda"

El autor premiado se manifestó encantado de entrar en Edhasa, cuyas novelas históricas valoró aunque, apuntó, la editorial no tenga en el catálogo su favorita El médico, de Noah Gordon, con la que Laín. El bastardo guarda algunos paralelismos.

Narla, que en feliz coincidencia también cumple 40 años, recogió ayer el premio ataviado con una chaqueta de vuelo, lo que no es raro ya que además de escritor es aviador, piloto de Vueling con un pasado incluso como instructor de vuelo de las fuerzas aéreas de EE UU. Su condición de piloto influyó decisivamente en la escritura de su novela Caja negra (Planeta) en la que aparece un comandante de aviación comercial asesino en serie y con la que espeluznantemente se adelantó cinco años a la tragedia real de Andreas Lubitz y el vuelo 9525 de Germanwins.

Narla es asimismo un consumado arquero lo que sin duda redunda en la fiabilidad de sus novelas históricas.

El autor gallego manifestó su admiración por Antoine de Saint- Exúpery, culpable, recalcó, de que él sea escritor y piloto. Entre sus influencias mencionó también a Alberto Vázquez- Figueroa, Miguel Delibes, Arturo Pérez-Reverte y Cervantes.

De Laín. El bastardo el autor explicó ayer que es “una novela de aventuras con trasfondo histórico en la que vamos a conocer desde la Galicia medieval hasta el imperio mongol viajando por la Ruta de la Seda”.

Dijo que hay en su relato “amor, sexo y venganza” y que es parte esencial del argumento la relación padre hijo (con una hija y con el bastardo del título). Añadió que como siempre que hace novela histórica ha querido dar a conocer algún elemento poco conocido de la época, en este caso la “significativa” presencia de españoles en las cruzadas y el arte de la cetrería, una actividad que tuvo mucho desarrollo en la España medieval,y que, recordó, era una obsesión para grandes personajes de entonces como Alfonso X el Sabio y Federico II Hohenstaufen. “No había ninguna novela en que el protagonista fuera halconero”, apuntó.

Los templarios son otra presencia en la novela, “con su parte más oscura que es el comercio ilegal de reliquias”.

El editor de Edhasa, Daniel Fernández, destacó la calidad de Laín. El bastardo, ´desveló que se plantean publicar alguna otra novela de las que han quedado finalistas del premio y se felicitó de que todo indica, a su parecer, que vuelve a haber un gran interés por la narrativa histórica en España.