Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mahasweta Devi, la escritora bengalí que dio voz a los parias en India

Apodada ‘La madre de los Shabars’ por su activismo en favor de las comunidades tribales, su legado consta de más de 100 novelas y 20 colecciones de relatos

Mahasweta Devi
Mahasweta Devi

Escritora, poeta y periodista, Mahasweta Devi es recordada tanto por su prolífica obra en bengalí, considerada la más importante que existe, como por su compromiso por los más desfavorecidos y su lucha por el reconocimiento de los derechos tribales. Trabajó de manera especial en favor de los derechos de las comunidades Lodha y Shabar en los estados indios de Bengala occidental, Bihar, Madhya Pradesh y Chhattisgarh, y por este motivo recibió el cariñoso apodo de ‘La madre de los Shabars’.

En sus novelas, Devi siempre reflejó las condiciones de los pueblos oprimidos y la crueldad de los opresores, por lo que continúa siendo reconocida como la escritora más importante en lengua bengalí con obras traducidas a numerosos idiomas. Por todo ello, recibió numerosos premios, tanto en su país como a nivel internacional, entre los que destacan el Magsaysay, considerado el equivalente al Nobel asiático, y el Nonino, Maestro de nuestro tiempo, en Italia en 2005.

Mahasweta Devi nació en los turbulentos años del reinado británico en India el 14 de enero de 1926 en Daca, capital de la actual Bangladesh. Con el ambiente de artistas, poetas y activistas sociales que había en su familia la vocación le vino prácticamente dada al nacer: sus padres eran escritores y sus tíos cineastas, editores de revistas y activistas sociales. Entre todos, lideraban el movimiento literario de Bengala, denominado Kallol.

La primera escuela a la que asistió Mahasweta Devi fue en Daca y completó su educación inicial en una escuela secundaria de niñas en Midnapore occidental en 1935. Después asistió a la Universidad Vishvabharati, fundada en Santiniketan por Rabindranath Tagore, completó su Bachillerato de Artes en inglés y luego realizó un doctorado en literatura inglesa en la Universidad de Calcuta.

Devi fue influenciada desde muy joven por su asociación temprana con Gananatya, un grupo que intentó llevar el teatro social y político a las aldeas rurales en Bengala entre los años 1930 y 1940. Al acabar la Universidad Devi Mahasweta comenzó a trabajar como maestra y periodista. Su primer libro, 'Jhansir Rani' (La reina de Jhansi), fue publicado en 1956 y marcó el comienzo de una prolífica carrera literaria que también la llevó a ser colaboradora habitual en varias revistas literarias como 'Bortika', dedicada a la causa de las comunidades oprimidas en la India.

Compaginó su gran pasión por la escritura con la docencia, y desde que empezó a trabajar como profesora en 1964 ya no dejaría la Universidad de Calcuta hasta 1984. Su primera obra marcó el camino de documentación para sus noveles, ya que al estar basada en la vida de la reina Lakshmibai de Jhansi, para escribirla recorrió esa región para recoger información y conocer las canciones tradicionales.

Mahasweta Devi estudió a los Lodhas y los Shabars, comunidades tribales de Bengala occidental, especialmente ocupándose de las mujeres consideradas parias, y para ello visitó en muchas ocasiones los lugares donde estaban asentados para mejorar su conocimiento sobre su funcionamiento y necesidades. De hecho, en su ficción siempre describió la brutal opresión de estos pueblos tribales por terratenientes de castas superiores, prestamistas y funcionarios corruptos. Devi siempre señaló a estas comunidades como su fuente de inspiración. “La razón y la inspiración de mi escritura son esas personas que son explotadas y utilizadas, y que a pesar de ello no aceptan la derrota", solía decir. Ese continuo acercamiento a los que más sufren la convirtió en una analista y comentarista sociopolítica muy respetada.

Desde 1871 estas tribus con las que trabajó Mahasweta habían sido discriminadas y clasificadas como criminales por los británicos. Eran víctimas de la violencia y sufrían la destrucción de sus chozas, por lo que durante toda su vida, en sus reuniones, conferencias y escritos Devi instó a defender sus derechos y a resistirse al abuso. Siempre exigió la igualdad de derechos humanos y, especialmente a las niñas, las animó a acercarse a la educación para mejorar su situación.

En 1947 Mahasweta se casó con el reconocido dramaturgo Bijon Bhattacharya, quien fue uno de los fundadores de la Asociación de Teatro del Pueblo Indio. En 1948 dio a luz a Nabarun Bhattacharya, quien más tarde también se convertiría en novelista y en crítico político. Su matrimonio, sin embargo, no duró para toda la vida y, tras divorciarse de Bhattacharya, en 1962 se casó con el escritor Asit Gupta.

La novela más famosa de Mahasweta Devi fue 'Mother of 1084', que narra la historia de la madre de un militante maoísta en los difíciles años de la Bengala de los 70. Tras retirarse de la docencia en 1984, se dedicó en cuerpo y alma a atender las necesidades de los pobres de la India, incluso quitándole tiempo para la escritura. También fue una de las fundadoras del Grupo de Acción por los Derechos Tribales Notificados y Desnotificados, cuya labor en las comunidades tribales se extiendió desde Bengala y Guyarat hasta Maharastra.

Asimismo, era editora de un diario trimestral llamado 'Vartika y Yosana'. En la redacción y edición también aborda la opresión de los indios representando la vida de los hombres y mujeres tribales como los Sandhals, Lodhas, Shabars y Mivelas. Uno de los últimos momentos brillantes de Mahasweta Devi en público fue en la Feria del Libro de Frankfurt de 2006, cuando India fue el primer país que acogía la Feria por segunda vez. En la inauguración Devi pronunció un emotivo y reivindicativo discurso en el que pronunció estrofas de la famosa canción 'Mera Joota Hai Japani', de Raj Kapoor.

Mashaweta Devi falleció el 28 de julio de 2016 a los 90 años de edad. Unos días antes, el 23 de julio, sufrió un ataque cardíaco y fue internada en la clínica Belle Vue de Kolkata. Sufría diabetes, septicemia e infección urinaria y no pudo superar un fallo multiorgánico.

Tras su muerte, la primera ministra de Bengala occidental publicó un mensaje en el que indicaba que “India ha perdido a una gran escritora. Bengala ha perdido una madre gloriosa. Yo he perdido a una guía personal. Mahasweta Devi descansa en paz”. El primer ministro también se unió a las condolencias y escribió: “Mahasweta Devi ilustró maravillosamente el poder de la pluma. Una voz de compasión, igualdad y justicia, nos deja una gran tristeza. RIP”.