Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat presenta dos recursos ante el Tribunal Supremo por Sijena

El ministro Méndez de Vigo autoriza la iniciativa para salvaguardar las garantías procesales de la Generalitat

Cajas con algunas de las 44 piezas de Sijena, tras su llegada al monasterio.
Cajas con algunas de las 44 piezas de Sijena, tras su llegada al monasterio.

Los 95 bienes del monasterio de Sijena que Aragón reclamaba a Cataluña ya están en el cenobio de Huesca. Los últimos 44 regresaron el pasado 11 de diciembre, pero el pleito por la titularidad de estas polémicas obras no ha cesado con el final de año. Todo lo contrario. Eso es lo que queda patente después de que los servicios jurídicos de la Generalitat presenten en principio este miércoles dos recursos, uno de casación y otro extraordinario por infracción procesal, ante el Tribunal Supremo. La presentación se realizará dentro del plazo fijado (que concluye este jueves día 4) por la Audiencia Provincial de Huesca que el pasado 30 de noviembre dictó una sentencia en la que confirma otra anterior de 2015, que anulaba la compraventa de los objetos entre las monjas de la orden de San Juan y la Generalitat por ser ilegal.

Los recursos cuentan con el respaldo del ministro de Educación, Cultura y Deporte Íñigo Méndez de Vigo, que ha mantenido siempre que defenderá las garantías procesales de la administración catalana, tal y como establece el marco jurídico español. Lo explicó él mismo el pasado 15 de diciembre durante la tradicional rueda de prensa celebrada con posterioridad al Consejo de Ministros. El portavoz del gobierno de Mariano Rajoy, que tras la entrada en vigor del artículo 155 por el que el Estado intervino la Generalitat, pasó a ser, de facto, consejero de cultura de la Generalitat, aseguró que ordenaría retirar los dos recursos presentados días antes contra sendas providencias del juez de Huesca que fijaba las cero horas del día 11 para que los técnicos de Aragón entraran, con ayuda de la fuerza pública, en el Museo de Lleida en busca de las obras.

Las providencias tenían por objeto poder acceder a las 44 piezas que se conservaban en este centro y que la Generalitat no había entregado pese a los dos plazos fijados con anterioridad por el mismo juzgado para que lo hiciera. Al final los retiró, entre otras cosas, porque según el ministro, los objetos ya se habían entregado y no tenían sentido. Ese mismo día, Méndez de Vigo, tras señalar que la sentencia “era firme, pero no definitiva”, aseguró también que llegado el momento si los servicios jurídicos de la Generalitat estimaban que era necesario recurrir “yo autorizaré a que recurran y al final será el Supremo el que decida”. Y así ha sido, por lo que los textos que se presentarán a lo largo del día de este miércoles en el Supremo tendrán el respaldo del responsable de Cultura del gobierno del PP de Mariano Rajoy.

Los recursos, pese a que el ministro no hace nada más que cumplir con el ordenamiento jurídico establecido, desencadenarán, con toda seguridad, las críticas del gobierno de Aragón que preside el socialista Javier Lambán que ha acusado al ministro, entre otras cosas, de ser “cómplice del expolio que Cataluña lleva ejerciendo sobre la comunidad aragonesa” y que ha llegado a plantear, incluso, la posibilidad de reprobarlo, tras comprobar que los servicios jurídicos de la Generalitat seguían actuando al margen del 155 y de sus efectos.

Y es que la actuación de Méndez de Vigo con respecto a Sijena ha sido muy criticada tanto por Aragón que no ha entendido como el ministro no ha aprovechado de forma rotunda el 155 para zanjar el conflicto, como desde Cataluña, que ha visto como ese mismo artículo ha posibilitado que las piezas que había en Lleida se entregaran pese a que la Generalitat se oponía a ello por asegurar que las leyes de patrimonio catalán no lo permitían.

El conflicto por los bienes, los 95 entregados, dos perdidos y uno pendiente de entregar, una Inmaculada, después de que se le perdiera la pista en 2012, se coló de lleno en las pasadas elecciones catalanas al coincidir el día D fijado por el juez para la entrega con la campaña electoral. Por eso, un asunto patrimonial terminó siendo, de forma clara, un asunto político en el que acabaron enfrentados independentistas y constitucionalistas que han negado siempre que el asunto no era un tema político, pese a que las obras volvieron después de que la Generalitat fue intervenida tras la declaración unilateral de independencia del Parlament creando una tormenta perfecta contraria a los intereses catalanes y una oportunidad única para Aragón.

Por eso, el final de 2017 fue de auténtico infarto. Al día siguiente de reclamar el juez de instrucción al ministro que cumplirá la sentencia de primera instancia, la Audiencia Provincial, después de casi tres años de retraso, dio, por segunda vez la razón a Aragón en el conflicto. Además, el juez fijó en dos providencias que a las cero horas del 11 de septiembre la Guardia Civil facilitara el acceso de los técnicos al museo de Lleida. Después de 14 horas dentro del centro las piezas viajaron a Sijena, donde les esperaban un centenar de vecinos entre aplausos.

Y ahora, a por las pinturas murales de la sala capitular...

La Navidad y el cambio de año no ha traído la tregua en el conflicto de Sijena. Desde el ayuntamiento de la localidad de Huesca, que ha capitalizado la lucha para recuperar las obras, se han fijado un nuevo objetivo tras conseguir que se devolvieran las 44 obras pendientes que estaban en Cataluña: las pinturas murales de la sala capitular del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) donde llegaron después de una costosa operación de rescate tras el incendio del monasterio a comienzos de la guerra civil—. En Sijena quieren que las pinturas hagan el mismo camino de regreso que han hecho las pinturas, pero saben que la operación no es fácil. Por eso, el 1 de enero, han pedido que la juez del caso cree un comité de expertos que se encargue de esta complicada y difícil tarea. El abogado municipal pide que se cree un comité independiente formado por historiadores, arquitectos, restauradores y transportistas con la misión de controlar que la operación de traslado de los frescos se haga “en las mejores condiciones”. En este comité, pide el abogado sijenense, que esté la Brigada de Patrimonio de la Guardia Civil, para que como pasó con los bienes que había en Lleida, se garantice el éxito de la operación.

La sentencia provisional que obliga a devolver las importantes y maltratadas pinturas del siglo XII tiene sobre la mesa un orden de ejecución que también fue reclamada hace unos días, coincidiendo con el fin de año. El Juzgado de Primera Instancia número 2 la reactivó para que se ejecute tras emitir un decreto por el que obliga a la Generalitat de Cataluña y al MNAC a entregar las pinturas. Tanto el Gobierno aragonés como el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena han anunciado que exigirán la ejecución de la sentencia. Está claro que 2018 depara nuevos capítulos con Sijena como protagonista.