Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmen Thyssen subasta por 2,6 millones de euros una estatua de arte asiático

Otras dos obras de la misma colección no han logrado ser vendidas en la subasta, organizada por Christie's en Nueva York

Carmen Cervera en Álava el pasado mes de junio. rn
Carmen Cervera en Álava el pasado mes de junio.

Una pieza de arte asiático de la colección privada de la baronesa Carmen Thyssen-Bornemisza ha sido subastada este miércoles por Christie's en Nueva York, por un precio de 3,85 millones de dólares (unos 3,24 millones de euros), muy por encima de lo que se había calculado previamente.

La obra, una figura de bronce de Buda creada en Nepal entre los siglos XIII y XIV, con medio metro de altura, tenía un precio estimado de entre 600.000 y 800.000 dólares (entre 504.000 y 673.000 euros). Sin embargo, en la subasta realizada este miércoles la estatua ha alcanzado un precio de martillo de 3,2 millones de dólares (2,69 millones de euros), y 3,85 millones con comisiones. Ha sido la pieza que mayor valor ha alcanzado en la subasta de 42 lotes de arte asiático que ofrecía este miércoles Christie's, siete de los cuales han quedado sin colocar.

La subasta de otras piezas de la misma colección de la baronesa ha sido declarada desierta. Se trata de una escultura en piedra negra del dios hindú Shiva y de su esposa Parvati, confeccionada en el noreste de India alrededor del siglo IX y que tenía un precio estimado de entre 100.000 y 150.000 dólares (entre 84.000 y 126.000 euros). Tampoco ha sido colocada una figura de bronce del poeta santo Sambandar, hecha en el sur de India a finales del siglo XV o comienzos del XVI, con un precio estimado de entre 600.000 y 800.000 dólares (entre 504.000 y 673.000 euros).

La figura de Buda que sí fue subastada está considerada por Christie's como "la cumbre de la sofisticación" en el arte en bronce antiguo de Nepal, especialmente por el tamaño de la pieza y cómo está conservada, según el catálogo. "Para el arte himalayo, este tipo de bronce de ese periodo antiguo es raro", sostiene la especialista de arte asiático de Christie's Leiko Coyle. "Este Buda tiene la pureza de la forma y una dulzura que captura la esencia del Nepal", agrega.

La pieza, que muestra a Buda meditando sentado, fue confeccionada por maestros artistas de la comunidad newari, los habitantes originarios del valle de Katmandú, que destacaron por los bellos trabajos que realizaban con bronce.

Más información