Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Magizoología aplicada

El filme es, al mismo tiempo, precuela y 'spin-off' de la saga original sugerida por el libro de texto homónimo, en el que la escritora se entregaba a imaginar sus propios bichos

Animales fantasticos y donde encontrarlos
Animales fantásticos y dónde encontrarlos  Dan Fogler, Eddie Redmayne y Katherine Waterston, en 'Animales fantásticos y dónde encontrarlos'.

Que al menos dos de los libros de texto empleados en el Colegio Hogwarts de Magia tengan existencia tangible en las librerías supone un buen índice de la obsesiva implicación de J. K. Rowling en la construcción de su rico y complejo universo imaginario. También del potencial de este para expandirse abriendo notas a pie de canon en forma de nuevos laberintos. Si toda pócima mágica parte de la perfecta mixtura de materiales heterogéneos, la saga Harry Potter definió su poder de hechizo colectivo en la armonía entre lo viejo (la tradición británica de literatura juvenil, los juegos de palabras carrollianos, el humor pythonesco) y lo nuevo (una arquitectura narrativa en diálogo igualitario con las posibilidades de la nueva cultura lúdica del rol y los videojuegos). Animales fantásticos y dónde encontrarlos de David Yates es, al mismo tiempo, precuela y spin-off de la saga original sugerida por el libro de texto homónimo, en el que la escritora se entregaba a imaginar sus propios Jabberwockies, Snarks y Boojums para sistematizarlos en un tratado imaginario de magizoología.

ANIMALES FANTÁSTICOS Y DÓNDE ENCONTRARLOS

Dirección: David Yates.

Intérpretes: Eddie Redmayne, Colin Farrell, Katherine Waterston, Alison Sudol.

Género: fantástico. Reuno Unido, 2016

Duración: 133 minutos.

A partir de un guion original de la autora, la película, ambientada en el Nueva York de mediados de los años 20, propone una lectura de América como territorio donde la eclosión industrial libra un pulso con un sustrato mágico condenado a la segregación y asediado por una caza de brujas moral. No falta una escueta, insuficiente pincelada a la peligrosa confusión de poder político e imperio mediático: una anticipación de la era Trump a la que le falta verdadera intencionalidad ideológica.

Como la reciente, y demasiado subestimada, Mi amigo el gigante (2016) de Steven Spielberg, Animales fantásticos y dónde encontrarlos coloca el asombro digital último modelo al servicio de la recuperación de un añorado cine infantil (las fantasías de imagen real marca Disney), que creía en la consistencia de sus improbables universos. La película solo pierde de vista ese norte en un clímax final –demasiado parecido al de un combate superheróico-, donde se pasa de la fina filigrana digital a un caos trazado con cierta brocha gorda, pero hasta ahí el encanto es poderoso.

Más información