Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Refugiados: héroes y resilientes

La actriz española de origen tunecino, Hiba Abouk, reflexiona sobre la crisis de los refugiados

Álex González y Hiba Abouk, protagonistas de 'El Príncipe', serie que emite Telecinco.
Álex González y Hiba Abouk, protagonistas de 'El Príncipe', serie que emite Telecinco.

Si la solidaridad entre los pueblos no existiera, no estaría escribiendo estas palabras para este proyecto. Soy hija de inmigrantes tunecinos, y gracias a la generosidad que había en la España de 1975, mis padres llegaron a Madrid y se instalaron, naciendo yo 11 años más tarde. Me duele tener que usar el tiempo pasado "había" y no escribir "hay", para hablar de la generosidad. Por lo tanto, lo que sí hay es un problema muy grande.

Es muy duro llegar a un país en el que para empezar no se habla el mismo idioma, no se tienen las mismas costumbres, no se come lo mismo. Y sin embargo, decides quedarte para darle un futuro más digno a tus hijos, a tu propia vida, sabiendo que probablemente las circunstancias y dificultades de esta situación no te permitan volver a tu país de origen. En una imagen: que nunca volverás a ver el Mediterráneo desde el otro lado. Yo mamé, y nunca mejor dicho, ese desarraigo, esa soledad, esa distancia. Te conviertes en un verdadero resiliente, para mí el gran héroe de nuestros tiempos.

Mis padres tuvieron la suerte de llegar a España sin huir de su país de origen, pero ¿qué pasa con los miles de refugiados que huyen hoy de la guerra, la masacre, el genocidio? Ellos no tienen ni adonde ir, ni adonde volver. ¿Se imaginan por un minuto esa situación? ¿Qué hacemos con ellos? ¿Dónde está esa generosidad que conocieron mis padres hace 41 años?

Los refugiados son inmigrantes forzados, no quieren irse de su país de origen, pero es el éxodo o la muerte. Todos trataríamos de evitar esa tragedia, así que es lógico que huyan y lleguen a nuestras fronteras (maldita palabra esta última).

Hago un llamamiento a la generosidad, a la humanidad de las personas y al respeto de los derechos humanos.

Afortunadamente, soy una de las actrices españolas con mayor proyección, de alguna manera enriquezco el panorama artístico de este país. Pues bien, esto jamás hubiera ocurrido si España no hubiera acogido a mis padres en el 75. No quiero ni pensar en todo lo que nos estamos perdiendo por rechazar la llegada de "gente aparentemente diferente".

España ha sabido mucho de inmigración y exilio. Hasta un millón de españoles huyeron al extranjero durante la Guerra Civil española. No lo olvidemos tan pronto. Es nuestro deber e incluso responsabilidad apoyar y acoger a los refugiados. Son héroes, son resilientes, y se merecen todo nuestro respeto y admiración.

Este domingo, tercer disco del proyecto Refugio del sonido, por 2,95. Todos los beneficios de la venta se destinarán a Médicos sin fronteras.